Actualizado 05/06/2020 15:38:37 +00:00 CET

Cáritas Española destina 387.000 euros a ayudar a desplazados en Sudán del Sur, Malí, Níger y Ucrania

Voluntaria de Cáritas en Tenerife
Voluntaria de Cáritas en Tenerife - CÁRITAS

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Equipo Directivo de Cáritas Española acaba de aprobar un total de 387.000 euros para responder a las peticiones de ayuda lanzadas por las Cáritas de Sudán del Sur, Malí, Níger y Ucrania para financiar proyectos de respuesta a los efectos que el Covid-19 está teniendo en las personas desplazadas y refugiadas como consecuencia de los conflictos olvidados que afrontan esos países, según ha informado la ONG.

En Sudán del Sur, Cáritas concentra los esfuerzos en proveer ayuda humanitaria permanente a la población afectada por la guerra civil que "desangra" el país. La acción de respuesta de Cáritas Española a esta emergencia cuenta con el apoyo económico de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), las Cáritas Diocesanas de La Rioja y Asturias, y la Congregación de la Sagrada Familia de Burdeos.

Según los últimos datos disponibles, se estima que en Sudán del Sur hay 1,67 millones de personas desplazadas internas y otros 2,2 millones refugiadas en los países vecinos. A ellos se añaden unas 300.000 personas de países limítrofes que han buscado asilo en Sudán del Sur.

La organización ha señalado que estos "protagonistas involuntarios" de una de las mayores crisis olvidadas contemporáneas están expuestos a "un clima permanente de violencia armada, múltiples vulneraciones de derechos humanos, impacto de desastres naturales y unas condiciones extremas de precariedad material, en muchos casos al borde de la subsistencia".

El objetivo del proyecto aprobado por Cáritas Española se dirige a paliar el deterioro de las condiciones de vida causada por el coronavirus en las poblaciones más vulnerables de las Diocesis de Malakal, Rumbek, Torit, Wau, Juba, Tombura-Yambio y Yei. Las acciones previstas son garantizar ayuda alimentaria y económica a 11.303 hogares; apoyar la recuperación de medios de vida a 8.128 hogares; y distribuir material de refugio temporal y otros bienes de primera necesidad a 2.657 hogares

Además, el coronavirus suma nuevos retos a la situación de inseguridad alimentaria y malnutrición que padecen miles de personas desplazadas y refugiadas en las regiones de Diffa, Maradi, Tahoua y Tillabér de Níger como consecuencia de la sequía, las inundaciones y la violencia contra la población civil perpetrada por distintos grupos armados.

En este sentido, Cáritas ha resaltado que la crisis sanitaria y las dificultades derivadas de las políticas de control de la Covid-19 han incrementado la precariedad de unos 2,9 millones de personas que necesitan ayuda urgente, especialmente las 400.000 que han sido forzados a abandonar sus hogares y viven en asentamientos de desplazados improvisados.

Como respuesta a la petición de ayuda lanzada por Cáritas Níger, Cáritas Española ha aprobado una partida de 100.000 euros para financiar un programa de asistencia de emergencia a hogares desplazados, refugiados y de acogida víctimas de la crisis alimentaria y del coronavirus en las regiones de Diffa, Maradi, Tahoua y Tillabéry. El proyecto pretende apoyar a un total de 25.525 personas, a las que, además de garantizar ayuda humanitaria de emergencia, se les prestará apoyo en medidas de prevención y control de la Covid-19 con programas de higiene en los campos de desplazados.

Sobre la ciudad de Gao, en Níger, Cáritas ha recordado que "es una de las encrucijadas" del movimiento migratorio de la región, junto con Agadez (también en Níger), Tamanrasset (Argelia) y Saint-Louis (Senegal), donde se concentran gran cantidad de jóvenes en tránsito hacia sus destinos, ya sea por la vía de Libia, de Argelia, de Túnez o de Marruecos.

Desde hace más de 10 años, la Casa del Migrante de Gao, en la diócesis de Mopti, acoge a las personas en movilidad, a quienes brinda acogida temporal y servicios de apoyo para aquellos que deseen volver a sus hogares, así como información sobre sus derechos y los riesgos que corren.

Dentro de su misión de acompañamiento a las personas migrantes en las rutas de tránsito, Cáritas Española ha aprobado un fondo de 30,000 euros para responder a la petición lanzada por la Casa del Migrante de Gao para ampliar sus servicios en el marco de la respuesta a la pandemia.

Por otro lado, Cáritas Ucrania ha solicitado apoyo para financiar un programa de mejora de las condiciones sanitarias y de higiene de la población más vulnerable de Donetsk y Luhansk. Por ello, Cáritas Española ha decidido aportar a ese llamamiento una partida de 20.000 euros.

Estos proyectos aprobados por Cáritas Española en Sudán del Sur, Níger, Malí y Ucrania, se suman a los proyectos ya aprobados en semanas anteriores dando respuesta a los llamamientos de las Cáritas locales de diez países para afrontar los efectos sociales, económicos y sanitarios del coronavirus. A esos diez proyectos, Cáritas Española ha destinado un total de 460.000 euros