Actualizado 12/04/2007 22:07 CET

Delegadas de la Fundación Vicente Ferrer lamentan escándalos como el de Intervida y defienden la transparencia de su ONG

VALLADOLID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las delegadas de la Fundación Vicente Ferrer en Andalucía y en la zona centro de España, Cristina Ramón y Beatriz Dueñas respectivamente, mostraron hoy su pesar por la existencia de "escándalos" como el de Intervida, tras la decisión de la Fiscalía Anticorrupción de Barcelona de abrir una investigación a los gestores de la segunda fundación por presunto desvío de dinero para apadrinamientos, aunque pidieron que se deje actuar a la Justicia.

En una rueda de prensa en la Casa de la India de Valladolid para la firma de sendos convenios para la construcción de 116 viviendas destinadas a las castas más bajas de este país asiático, los "intocables", Ramón y Dueñas coincidieron al garantizar la transparencia de la Fundación Vicente Ferrer e invitaron a todos los colaboradores de esta ONG a ver 'in situ' los diversos proyectos que se están desarrollando en la India.

Tras admitir que no conocen directamente lo que ha sucedido en la Fundación Intervida, Beatriz Dueñas insistió en que la Fundación Vicente Ferrer es "una organización muy transparente" que deposita sus cuentas anuales en el correspondiente registro.

"Más transparencia que poder ir y ver lo que se ha hecho con ese dinero creo que no podemos hacer mucho más", continuó Dueñas, que avaló la "seriedad" de esta ONG ya que "prácticamente todo el dinero, excepto una pequeña parte que es para el tema administrativo en España, va a la India".

Por otro lado, Cristina Ramos admitió que desde que se conoció la investigación a la Fundación Intervida ha recibido algún correo electrónico de algún padrino para interesarse por el destino de sus aportaciones a la ONG. "Es una pena porque cuando hay un escándalo de este tipo todo el mundo se cuestiona", reconoció Ramos, que lamentó que este tipo de noticias hagan que algunas personas se cuestionen estas colaboraciones.

"Es una pena porque es dinero que es sagrado y estamos jugando con algo que es dinero de personas que tienen menos que nosotros", continuó la delegada de la Fundación Vicente Ferrer en Andalucía, que reconoció que le cuesta creer que se haga un mal uso del dinero destinado a la ayuda de los más desfavorecidos. "Hace falta ayuda y hace falta confianza", concluyó.

CASAS MUY SENCILLAS PARA LOS MÁS DESFAVORECIDOS

Por otro lado, Cristina Ramón y Beatriz Dueñas presidieron hoy la firma de sendos convenios mediante los cuales jóvenes de Almuñécar-La Herradura (Granada) y el Ayuntamiento de la citada localidad granadina colaborarán en la construcción de 116 viviendas en Anantapur, "unas casas muy sencillas" de 24 metros cuadrados que constan de un porche, una habitación y una cocina y cuyo coste de construcción asciende a 1.450 euros por vivienda.

"Para ellos es un cambio muy importante aunque a nosotros nos parezca que son un poco pequeñas", aseguró la delegada de la Fundación Vicente Ferrer en Andalucía, que recordó que estas viviendas se construirán en una zona "muy marginada" de la India cuyo principal problema es la sequía.

Según explicó Beatriz Dueñas, la titularidad de estas casas corresponde a las mujeres para que en el caso de quedarse viudas o abandonadas no se queden desprotegidas.

El acto de firma de estos convenios tuvo lugar en la Casa de la India de Valladolid, la única sede de este país en España, y contó con la presencia del vicerrector de Relaciones Institucionales de la Universidad de Valladolid, Alfonso Redondo; el alcalde de Almuñécar, Juan Carlos Benavides, y el presidente de la Promotora Social Cercado de la Santa Cruz, Trinitario Betoret, así como representantes de la Plataforma Vivienda Joven del municipio granadino.

A través de estos convenios, los jóvenes de Almuñécar serán los verdaderos protagonistas de la firma de un acuerdo de colaboración entre los municipios de Anantapur, en India, y Almuñécar mediante el cual, 63 familias de esta población granadina van a aportar, desinteresadamente, el 1 por ciento del coste de sus casas para la construcción de otras 63 viviendas sociales para los más desfavorecidos de la localidad india.

Recientemente la Promotora Social del Cercado de la Santa Cruz construía en Almuñécar-La Herradura 63 viviendas sociales que se adjudicaron a otras tantas parejas y familias de jóvenes desfavorecidas del municipio granadino que vieron la luz y comenzaron una nueva vida.

Estas personas vieron necesidad de aportar su granito de arena en la ayuda a otras familias cuya situación social era bastante deplorable, de forma que decidieron llevar a cabo esta iniciativa, según informaron a Europa Press fuentes de la Casa de la India.

Todos estos jóvenes, ahora propietarios, decidieron, "con gran esfuerzo, pero con mucha ilusión, y de una forma totalmente altruista", unirse en una causa común, reunir el 1 por ciento del coste de sus actuales viviendas (importe que para ellos supone un gran desembolso) y donar ese dinero en la construcción de otras 63 viviendas sociales en una población de la India muy pobre como es Anantapur.

Esta iniciativa está apoyada por la financiación del Excelentísimo Ayuntamiento de Almuñécar, que también ha querido volcarse con esta iniciativa.