Actualizado 17/08/2009 15:14 CET

Incendios.- Ecologistas en Acción alerta de que las repoblaciones con pino y eucalipto "favorecen los grandes fuegos"

www.aragongrafico.com

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción alertó hoy de que las sucesivas repoblaciones de montes y bosques con especies 'pirófitas', como el pino y el eucalipto, "favorecen la propagación de grandes incendios forestales", por lo que exige a las autoridades un "replanteamiento de la gestión de los fuegos" que modifique paulatinamente las masas repobladas de esta clase de árboles hacia formaciones autóctonas.

Igualmente, la organización denunció que buena parte de los incendios "más graves" del presente año (los de más de 500 hectáreas arrasadas) se produjeron sobre zonas de pinar repoblado o de matorral "evolucionadas en áreas ya reiteradamente quemadas". Así, explicó que este fenómeno se debe a que los pinares "alimentan al fuego con su resina y a que además no rebrotan, por lo que tras un incendio en un pinar sólo aparece nuevo matorral".

En este sentido, apuntó que la suma de la superficie quemada de las dos principales especies de eucaliptos en la última década alcanza el 15,48 por ciento. No obstante, señaló que el total de distribución de las diferentes especies existentes "es cuatro veces inferior a la de la encina", pues ardieron 500.000 hectáreas de eucaliptos frente a dos millones de hectáreas de encinas.

La organización subrayó que "rara vez se produce un gran incendio en bosques maduros autóctonos y recordó que este año, en concreto, "sólo se produjo uno en Cabañeros (Ciudad Real) que además fue provocado". Así, explicó que esto se debe a que las 'quercíneas' "resisten mejor el avance del fuego, ayudan a extinguirlo, y, a la vez, se regeneran mejor las zonas afectadas".

LAS PERSONAS, "PRINCIPALES RESPONSABLES"

Asimismo, explicó que aunque los "principales responsables" de los incendios forestales son las personas que, accidental o intencionadamente, los provocan, "no es casualidad que la superficie arbolada mas afectada por los fuegos de la década 1996-2005 haya sido de 'Pinus pinaster' (27,96 por ciento), de 'Pinus halepensis' (11,32 por ciento) y de 'Eucalyptus glopbulus' (9,76 por ciento).

Finalmente, criticó que en comunidades como Andalucía y Galicia, en las que tuvieron lugar "pavorosos incendios" en los últimos años éstas especies "actuaron como propagadoras del fuego". Por ello, pidió que se sustituyan estos monocultivos por frondosas autóctonas y que se renuncie a repoblar con especies 'pirófitas' las áreas incendiadas. Además, sugirió que se fragmenten los cultivos propensos al fuego "con rodales de vegetación resistente con árboles caducifolios autóctonos".