Publicado 20/09/2023 12:13

World Vision destinará casi 3.200 millones de euros para hacer frente al aumento del hambre y la malnutrición infantil

Archivo - Una madre con su bebé en situación de malnutrición en Kenia.
Archivo - Una madre con su bebé en situación de malnutrición en Kenia. - JON WARREN/WORLD VISION - Archivo

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

World Vision ha anunciado que destinará casi 3.200 millones de euros (3.400 millones de dólares) en el marco de su nueva iniciativa mundial 'Enough' (Suficiente) cuyo objetivo es acabar con el hambre y la malnutrición infantil, según ha informado la ONG.

La agencia intencional de ayuda humanitaria ha afirmado que invertirá los fondos durante tres años en proyectos que reducirán el hambre y mejorarán el estado nutricional de 125 millones de niños y niñas en 67 países donde más sufren.

Tras más de 40 años de descenso de las tasas mundiales de mortalidad infantil, ahora se está produciendo un "preocupante repunte" de niños y niñas que mueren de hambre y malnutrición. La guerra en Ucrania y la crisis climática son las grandes causas, pero también un déficit de más de 6.500 millones de euros en la financiación mundial para garantizar que la infancia reciba una alimentación y nutrición adecuadas.

World Vision ha declarado que su compromiso comprende más de 1.120 millones de euros en donaciones de fuentes privadas y en préstamos de micro financiación concedidos por VisionFund a familias hambrientas, más de 2.000 millones de euros de donantes institucionales como gobiernos y organismos de la ONU que invierten en la labor de la organización.

La puesta en marcha de 'Enough' es la última contribución de World Vision para hacer sonar la alarma sobre la emergencia mundial del hambre. En un acto de presentación celebrado en Nueva York, paralelamente a las reuniones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, los líderes y portavoces infantiles de World Vision han animado a gobiernos, donantes, organismos de las Naciones Unidas, organizaciones de la sociedad civil, agentes religiosos y otros a utilizar colectivamente su fuerza y recursos para "acabar con el hambre y la malnutrición infantiles de una vez por todas".

"Se trata de una emergencia mundial, que devasta las vidas de los niños y niñas tanto en contextos humanitarios como de desarrollo. Sin embargo, nos estamos moviendo con demasiada lentitud para salvar a millones de personas al borde de la inanición y de una desnutrición que altera sus vidas", ha advertido el presidente de World Vision, Andrew Morley.

Aunque se calcula que 148 millones de niños y niñas están afectados por el retraso del crecimiento y 45 millones sufren retraso del crecimiento, Morley asegura que no se sabe "realmente cuántos niños pasan hambre a nivel nacional y mundial".

Así, Morley avisa de que millones de niños y niñas se enfrentan al hambre extrema y a una desnutrición "paralizante" debido a un sistema alimentario "desigual perturbado por los conflictos y por la crisis climática". "Evitar la muerte o el retraso en el crecimiento de la infancia más vulnerable del mundo va más allá de la distribución de alimentos de emergencia; se trata de un fallo sistémico que necesita soluciones sistémicas: hay que abordar todos los aspectos de la cadena de producción y distribución de alimentos", sentencia.

La iniciativa 'Enough' también incluye una campaña para mejorar los sistemas de recopilación de datos a nivel nacional y mundial, de modo que se pueda llegar a los niños y niñas con ayuda y que sus voces sean escuchadas a la hora de dar forma a políticas y resultados clave.

Andrew Morley señala que ninguna iniciativa por sí sola puede acabar con el hambre y la desnutrición, ya que el hambre "existe en un mundo que produce alimentos más que suficientes para todos, y la mala nutrición es mucho más que la disponibilidad y calidad de los alimentos".

"El éxito significará niños y niñas adecuadamente nutridos gracias a la provisión inmediata de alimentos que salvan vidas y a las necesidades nutricionales; familias más resistentes a las crisis en el futuro; y cambios permanentes en las políticas y prácticas que promueven y proporcionan alimentos sanos", precisa.

Para el presidente de la organización, "hay una brecha creciente entre las necesidades y los compromisos y promesas que estamos viendo para hacer frente a las emergencias alimentarias". "No podemos cansarnos en nuestros esfuerzos para abordar las crecientes necesidades alimentarias", concluye.

Más información