La lucha diaria de los refugiados retratada por jesuitas se proyectará simultáneamente en Líbano, Nueva York y Roma

Actualizado 18/06/2013 13:37:49 CET

ROMA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Jesuíta a Refugiados ha organizado una proyección simultánea en Líbano, Nueva York y Roma sobre la lucha diaria de refugiados y solicitantes de asilo para conmemorar el Día Mundial del Refugiado, que se celebra este jueves, 20 de junio.

De este modo, a partir de este martes 18 de junio y hasta el viernes 21 de junio, entre las 21.00 y las 02.00 horas, se proyectará el vídeo en Roma sobre la fachada de la Iglesia de Gesù, templo principal de la Compañía de Jesús y donde se encuentra la tumba de San Ignacio de Loyola. Mientras, en Nueva York y Líbano la proyección tendrá lugar este jueves. El vídeo, que dura doce minutos, muestra a través de 200 fotos, la vida y la lucha de los refugiados y solicitantes de asilo, obligados a huir de la guerra, persecución y otras violaciones de los derechos humanos.

Esta iniciativa ha sido galardonada por el presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano, con la 'Medaglia di Rappresentanza' por su objetivo de "sensibilizar a la opinión pública a fin de que presione a los políticos para que defiendan los derechos humanos fundamentales de los refugiados y solicitantes de asilo, particularmente en las áreas de recepción, seguridad alimentaria y educación".

Además, este martes también se inaugura la exposición fotográfica 'Refugio y Atención', en el interior de la iglesia del 'Gesù', que hasta el próximo 30 de junio muestra la hospitalidad con los refugiados a través de fotografías del personal del JRS en la República Democrática del Congo, Líbano y Siria.

El presidente del Senado italiano, Pietro Grasso, recuerda en un mensaje enviado al director internacional del JRS el jesuita Peter Balleis que "los refugiados son personas como el resto que, por razones ajenas a su voluntad, se han visto obligados a abandonar sus hogares, países, empleos y, a menudo, sus familias para empezar de nuevo en países de acogida". En esta línea, destaca el valor del "trabajo de concienciación realizado por las asociaciones, instituciones, voluntarios y ciudadanos en Italia para dar esperanza a aquellos que buscan ayuda para reconstruir sus vidas".

El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) es una organización católica internacional cuya misión es acompañar, servir y defender los intereses de los refugiados y otras personas desplazadas por la fuerza. Lleva a cabo programas en cincuenta países asistiendo a refugiados en campamentos y ciudades, a personas desplazadas dentro de sus propios países, a solicitantes de asilo en áreas urbanas, y a los que están recluidos en centros de detención. Sus principales áreas de trabajo son: educación, asistencia de emergencia, atención médica, actividades de subsistencia y servicios sociales.

En concreto, el JRS ofrece mensualmente ayuda alimentaria a más de 100.000 personas en Oriente Próximo y África del Norte, principalmente en Siria, y también en Jordania y el Líbano. Este apoyo se proporciona mediante la elaboración diaria de más de 20.000 comidas calientes en las cocinas de campaña del JRS para aquellas familias que carecen de equipos de cocina, por ejemplo, en Alepo y Damasco. Estas comidas se distribuyen en mezquitas, escuelas convertidas en refugio, edificios públicos, parques, entre otros.