Actualizado 03/06/2020 12:59:22 +00:00 CET

Sánchez asegura que el ingreso mínimo vital no es "caridad" sino "protección"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Pleno del Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Pleno del Congreso - La Vanguardia/POOL - Europa Press

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

Vox insiste en que en los próximos meses llegaran a España "miles" de inmigrantes de forma ilegal para cobrar esta prestación

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles ante el Congreso la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital (IMV) aprobado la semana pasada por el Gobierno, asegurando que el objetivo es terminar con la pobreza infantil y que "España viva con dignidad". En este sentido, ha negando que se trate de una medida de "caridad", sino de "protección", "justicia" y "decencia".

Durante su intervención en el Pleno de la Cámara baja, en donde se ha debatido la ampliación del estado de alarma como consecuencia de la crisis del Covid19, Sánchez ha recordado que el IMV responde a un "compromiso de la erradicación de la pobreza" en el país. Se trata, según ha explicado, de un problema que afecta a más de dos millones de menores y a sus familias. "El porcentaje de hogares que viven por debajo del 30% de la renta mediana roza el 7%", ha advertido el jefe del Ejecutivo.

Esta cifra, explica, sitúa a España entre los países con mayor pobreza infantil de la UE, duplicando la media del conjunto de estados y triplicando los valores de Alemania. En este sentido, ha aletado de que se está hablando de la "próxima generación del país" que los responsables políticos deben "proteger" y "ayudarles a avanzar" y a crecer "con dignidad".

UNOS DATOS QUE "SONROJABAN" ANTES DE LA CRISIS

Este es el objetivo, según ha indicado Sánchez en su intervención, del IMV. Una medida que, según ha explicado, la ha venido reclamando el Consejo Europeo desde 2014 y también está incluido en el programa del Gobierno que él preside.

"Las crisis provocan un aumento de situaciones de exclusión y la desigualdad social y no podemos permitirlo para nuestros hijos", ha insistido el líder del PSOE, antes de reconocer que los datos de pobreza del país ya le "sonrojaban" antes de la llegada de la crisis sanitaria,

A su juicio, desde la aprobación del IMV, España ha "ganado en justicia social" y en "decencia" y ha apuntado que esta medida no busca que "España sobreviva", sino que se trata de lograr la "dignidad" para una parte de la población. "No es caridad, es protección. No es compasión, es justicia. Es decencia", ha declarado.

Sánchez ha lamentado que exista una sociedad "más expuesta" tras la crisis económica de 2008 que, entonces, se "sintió abandonada" porque no recibió "prestaciones, atención o comprensión" desde el Gobierno. Se trata, ha dicho, de una España "débil y limitada" que forman, además de los miles de hogares con menores en situación de pobreza, las personas mayores de 40 años que sufren el empleo de larga duración o la generación de jóvenes que tuvo que buscar el futuro fuera del país.

VOX LES ACUSA DE "IRRESPONSABILIDAD"

Parte de estos hogares, en concreto unos "850.000", según ha apuntado, se beneficiarán desde este mes de junio de las prestaciones del IMV, que suponen cuantías de entre los 5.500 y 12.000 euros al año por hogar, dependiendo de los ingresos de cada uno. "Se trata de un cambio fundamental trascendental, ademas reducir la pobreza, potenciará la inclusión social y ayudará a la economía", ha concluido.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ha señalado, por su parte, que el IMV es resultado de la "buena política" y se ha mostrado orgullosa de pertenecer al partido que defiende "la libertad y la justicia", porque, a su juicio, la pobreza es "una de las formas de falta de libertad" que se registran en la sociedad. Según ha declarado, no es libre quien tiene que elegir entre "medicamentos y comida para sus hijos", entre "un sueldo de miseria y el desempleo", o entre "la precariedad y el exilio económico".

También ha explicado que la desigualdad social "limita la democracia", "divide" y "enfrenta" a los ciudadanos y ha apuntado que la democracia no se mide "por cómo disfrutan lo que más tienen, sino por "lo que ofrece a quien más necesita".

Muy diferentes han sido las palabras del presidente de Vox, Santiago Abascal, quien se ha referido a este tema para calificar al Gobierno de "irresponsable". A su juicio, el IMV se acabará conviertiendo en una "cartilla de racionamiento" y acusa al Ejecutivo de buscar el "empobrecimiento" de una población que "no quiere limosnas", sino "prosperar".

La formación apunta que una medida similar, pero de carácter temporal, sería "buena y necesaria", pero el hecho de que se haya puesto en marcha de forma permanente "y universal", es "una promesa de ruina".

ERC Y CUP TAMBIÉN CONTESTAN A VOX

En este sentido, ha alertado del efecto llamada que, a su juicio, está genrando esta prestación y se ha referido a unos videos de "webs magrebíes" que Vox ha hecho públicos en una de sus ruedas de prensa. En estos videos, según dice Vox, se habla en árabe del "maná" que les "cae del cielo" a los inmigrantes que quieran venir de forma ilegal al España para cobrar esta ayuda. Abascal denuncia que permitir que esta ayuda la cobren sin ningún requisito más las víctimas de trata, incluye a todos los inmigrantes que llegan a España de forma ilegal.

"Vamos a ver como empiezan a llegar cientos y miles de personas para cobrar", ha declarado el líder del Vox. antes de insistir en que "Sánchez e Iglesas" son "completos irresponsables".

En su turno de réplica, el presidente del Gobierno le ha preguntado a Abascal si cree que Cárits, con su lucha contra la pobreza infantil está generando un efecto llamada o si un Estado que se compromete con este problema, está creando un efecto llamada. Para Sánchez, la actitud de Abscal tiene que ver con que tiene "un problema" con lo que PSOE y Unidas Podemos "representan" que, según ha indicado es "la librtad, la democracia, el progreso, la igualdad, la tolerancia o la convivencia", entre otros. "Es aquello que usted no representa", ha criticado.

El portavoz parlamentario de Esquerra Republicana (ERC), Gabriel Rufian, también se ha dirigido al presidente de Vox para criticar que llame "limosna" al Ingreso Mínimo y le ha recordado que los 82.000 que cobró al frente de la La Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social de la Comunidad de Madrid no era "cultura del esfuerzo". Por su parte, la representante de CUP, Mireia Vehí, ha calificado de "racista" a Abascal, antes de pedir la regularización de todos los inmigrantes ilegales en España y el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) del país.

Para leer más