Publicado 14/05/2015 18:40CET

ACNUR aplaude como un "gran avance" la agenda de la CE en política migratoria y pide que se apruebe "cuánto antes"

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de ACNUR en España, María Jesús Vega, ha aplaudido como un "gran avance" la Agenda Europea de Migración presentada esta semana por la Comisión Europea y ha subrayado que el texto propuesto (que deberá ser ratificado por los países miembros) aborda "muchos de los aspectos de preocupación que ACNUR había planteado".

"Ahora mismo, lo que es importante es que estas propuestas sean aceptadas a la mayor brevedad y que se pongan en marcha en su totalidad. Que todos los países se sumen y se vea la importancia de que esta acción tiene que ser conjunta. Solo se puede abordar este problema desde un enfoque solidario", ha subrayado, en declaraciones a Europa Press.

Vega ha indicado que la agenda, en caso de que finalmente llegue a aplicarse, supondrá, en primer lugar, incrementar el número de refugiados que acogerán los países europeos en 20.000 plazas, de las cuales 1.549 personas irán a España.

Según ha explicado, se han ofrecido 87.000 plazas de refugiado para personas que han huido de Siria, de las que 38.000 son en países de la UE. A su vez, 30.000 de estas las ha ofrecido Alemania y 2.700 por Suecia. "Realmente, hay un espacio para que haya un reparto de responsabilidades mayor entre todos los países", ha subrayado.

En el caso de España, desde 2009 han llegado "grupos pequeñitos" de refugiados en régimen de reasentamiento (procedentes de países en los que ya estaban refugiados pero en los que no podían permanecer). Concretamente, ha señalado tres concesiones de plazas para refugiados que, en total, suman unas 240 personas. "No estamos hablando de cifras desbordantes --ha indicado-- y la UE está repartiendo cuotas para ayudar a los solicitantes de asilo".

En comparación con los países europeos, otros como Líbano han acogido a 1 millón de refugiados (la cuarta parte de su población), Turquía a 1,5 millones o Jordania 600.000, ha recordado.

"A Europa le correspondería jugar un papel más solidario --ha incidido-- Esta propuesta es un paso muy importante para poder mejorar esta situación de desesperación de las personas que están llamando desesperadamente a la puerta de la frontera sur de Europa".

AMPLIAR CAUCES LEGALES FLEXIBLES DE MIGRACIÓN

En todo caso, ha asegurado que la nueva agenda supondrá la creación de cauces legales flexibles que podrían "ampliar el flujo" de llegadas de estas personas de forma que ayuden a evitar que alguien "se tenga que poner en manos de los traficantes" para realizar un viaje hasta Europa a través del Mediterráneo.

"Los cauces legales hasta ahora son limitadísimos --ha explicado-- Todo el mundo necesita un visado, incluso si tu destino final no es un país de la UE, en cuyo caso te piden un visado de tránsito. Conseguir esos visados es prácticamente imposible y tampoco ha habido apertura en cuanto a unos programas de reunificación familiar flexible".

Por ejemplo, ha destacado los programas de reunificación familiar y ha destacado que, en la actualidad, "es muy triste ver que una familia puede reunificarse con el esposo o la esposa y con los hijos menores, pero si estos cumplen 18 ya no entran".

También ha señalado las propuestas de para refrescar las medidas de la normativa de Dublín para "implementar el convenio con todos los instrumentos que tiene". Entre estos, ha apuntado a una serie de excepciones que reconoce a la hora de valorar el país de destino de los inmigrantes y que pueda haber "mayor flexibilidad".

Por otra parte, ha elogiado las propuestas para mejorar el sistema común de asilo dentro de la UE. "Es estupendo y lo veníamos pidiendo desde hace tiempo --ha manifestado-- Deberían armonizarse las legislaciones para que no tengas más posibilidades de que te reconozcan como refugiado si caes en Alemania que en otro país. Hay disparidades muy grandes en cuanto a esa cuestión."

Según ha explicado, esto provocaba grandes diferencias en el número de peticiones de asilo en países como Alemania (173.000 solicitudes en 2014), Suecia (75.000), Italia (63.000), Francia (60.000) o Reino Unido (30.0000) y España (5.947).

De todos modos, ha invitado también a hacer "todos los esfuerzos posibles" por mejorar las condiciones de asilo de los refugiados, pese a la situación de crisis. "A los refugiados les afecta con mucha más dureza. No tienen redes de apoyo, familiares, son de otra raza, no conocen el idioma y a veces tienen que poner con 40 o 50 años y cuatro hijos a repensar su vida y a reciclarse", ha subrayado.

En el ámbito de los rescates en el Mediterráneo, ha explicado que la agenda supondrá ampliar los recursos destinados a la vigilancia y salvamento de inmigrantes en el mar y a ampliar el ámbito geográfico en el que se desarrollaban estas acciones.

También ha destacado que "si en los países de tránsito hubiera unas condiciones adecuadas, la mitad no vendría", por lo que ha destacado la necesidad de "trabajar a varias bandas", también en los países de tránsito y en los lugares de origen, en lugar de limitarse a luchar contra las mafias.

Por todo ello, ha subrayado que el paso que se ha dado "es muy importante" y "hay que valorarlo". "Esperemos que podamos contar el tema de los muertos en pasado y que forme parte de la historia. Es una tragedia de la que estamos siendo testigos y debería remover nuestras conciencias viendo que esta situación se repite año tras año".

Para leer más