El Instituto de la Mujer de Murcia destaca que tanto las agresiones físicas como psíquicas "son violencia de género"

Actualizado 11/08/2010 20:51:23 CET

MURCIA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La directora del Instituto de la Mujer de la Región de Murcia, organismo dependiente de la Consejería de Política Social, Mujer e Inmigración, Teresa Moreno, se ha mostrado "sorprendida" por la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia que absuelve a un acusado de un delito de malos tratos, y ha destacado que "tanto las situaciones de agresiones físicas como psíquicas son violencia de género y las están sufriendo miles de mujeres en todo el país".

En concreto, la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia ha revocado una sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 4 de Murcia y absuelve al acusado de un delito de malos tratos en el ámbito familiar por el que venía condenado.

En declaraciones a Europa Press, Moreno ha puesto por delante "su máximo respeto por la Justicia y a las decisiones que los órganos judiciales adopten", pero considera que se trata de una sentencia que "va a dar mucho que hablar".

No en vano, explicó que los datos "reflejan que hay medio centenar de mujeres que han fallecido en manos de sus parejas o ex parejas", por lo que instó a "no ser frívolos a la hora de poder valorar si una situación es violencia de género o no lo es", al tiempo que apeló a las leyes y a "hacerlas cumplir en su totalidad".

Al respecto, manifestó que "hay una Ley nacional, la Ley orgánica contra la violencia de género, y además hay una Ley regional de igualdad de oportunidades y contra la violencia de género que es la Ley 7 aprobada en 2007, en la que viene expresamente señalada la definición de violencia de género".

Como tal, la Ley "define que es violencia de género toda agresión física y agresión psíquica que se ejerce sobre una mujer, primero por razón de su sexo y que, además, sea susceptible de producir en esa mujer cualquier menoscabo de su salud y, por su puesto, cualquier menoscabo de su integridad física y de menoscabar o restringir su libertad", subrayó.

Esta definición, según Moreno, establece "expresamente" que una agresión física que se produzca contra una mujer por parte de quien haya sido su cónyuge o quien haya mantenido una relación de afectividad con esta mujer "es violencia de género".

Además, matizó que "cualquier manifestación física o psíquica sobre la mujer, siempre que esté asociada de una situación de poder del varón hacia la mujer es violencia de género".

No obstante, destacó que en las situaciones de violencia de género "siempre hay muchas causas ocultas y es imprescindible dilucidar todas para que las sentencias sean acordes con la situación que vive la mujer, que proteja la mujer y que el agresor tenga la pena que necesita".

Así, destacó que el Instituto de la Mujer y el Gobierno regional "trabajan con todas las instituciones y departamentos implicados en la lucha contra la violencia de género en el protocolo interinstitucional que venimos meses reelaborando, para seguir andando en ese sentido, para que todos los agentes hablemos un mismo idioma y utilicemos los mismo protocolos con el resultado final de que logremos que la violencia de género desaparezca".

Para leer más