Publicado 21/06/2019 14:09CET

Consejo.- El Gobierno destina 15 millones de euros a comedores de verano para 100.000 niños en situación de pobreza

Colegio, escuela, primaria, infantil, niño, niña, niños, comedor escolar
EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno destinará 15 millones de euros para garantizar la alimentación y el ocio de los niños en situación de pobreza y exclusión durante el verano, un 44,2% más que en 2018 cuando se destinaron 10,4 millones, en el marco del Programa para la Garantía de los Derechos a la Alimentación, Ocio y Cultura de los Menores durante las Vacaciones Escolares (VECA). El objetivo es que se beneficien del plan hasta 100.000 niños, casi el triple que el año pasado, cuando llegaron a 34.000 menores.

Así lo ha indicado la ministra de Sanidad, Bienestar Social y Consumo, María Luisa Carcedo, este viernes 21 de junio durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "España tiene una asignatura pendiente con la infancia. Por eso continuamos adoptando medidas que sitúen a los niños en el centro de la acción política", ha precisado.

En concreto, el Consejo de Ministros ha aprobado la renovación del Programa VECA que se puso en marcha el año pasado y que tiene como finalidad ofrecer a los menores en una situación más vulnerable una alimentación sana y equilibrada y la posibilidad de participar en actividades de ocio educativo durante el periodo estival, coincidiendo con las vacaciones escolares.

"El objetivo es combatir las desventajas sociales que los niños en situación vulnerable acumulan en estos meses", ha explicado Carcedo, al tiempo que ha mostrado el deseo del Gobierno de llegar con este programa a casi el triple de niños que en 2018, alcanzando la cifra de 100.000 menores.

La ministra ha citado la Encuesta de Condiciones de Vida, según la cual, en torno a un 5% de la población vive en una situación de carencia material severa, un porcentaje que supera el 6% en el caso de los menores. "Muchos de estos niños sufren malnutrición, no tienen una alimentación saludable y equilibrada", ha advertido Carcedo.

En concreto, analizando uno de los indicadores, ha señalado que en las familias con mayores nivel económico, 7 de cada 10 niños comen fruta a diario, mientras que en aquellas familias con menos recursos, solo 5 de cada 10 lo hacen. Además, ha indicado que en estas últimas es donde los niños consumen más productos procesados. Estos menores, según ha avisado Carcedo, tienen mayor riesgo de padecer obesidad y enfermedades relacionadas con esta.

Por ello, el programa VECA ofrecerá becas a los niños en esta situación para asegurarles el desayuno y la comida durante el verano y "también eventualmente se les dará una bolsa con la cena, en caso de que se considere necesario".

Por otro lado, en cuanto a las actividades de ocio y culturales, la ministra ha puesto de relieve que 400.000 menores en familias con carencia material severa "no se pueden permitir ni siquiera una semana de vacaciones".

También ha añadido que los niños de estas familias acumulan un mayor "deterioro en habilidades y conocimientos durante el verano", lo que se denomina "el olvido veraniego". "Se incorporan en franca desventaja al siguiente curso, eso es lo que pretendemos evitar", ha zanjado. Ante esta situación, el programa VECA quiere darles la posibilidad de realizar actividades de ocio y culturales durante estos meses.

Este plan forma parte del conjunto de medidas que el Gobierno ha puesto en marcha para luchar contra la pobreza infantil, como el aumento de la prestación por hijo a cargo que se ha incrementado desde los 291 euros anuales hasta los 588 en los casos de pobreza severa y hasta los 345 euros en los casos de pobreza no severa.

Para leer más