. Las ONG de infancia piden que la ayuda de 100 euros por hijo se extienda hasta los 17 años en forma de deducción fiscal
Publicado 05/10/2022 14:44

Las ONG de infancia piden que la ayuda de 100 euros por hijo se extienda hasta los 17 años en forma de deducción fiscal

Un niño sostiene un lápiz en el colegio.
Un niño sostiene un lápiz en el colegio. - Marta Fernández Jara - Europa Press

   MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Plataforma de Infancia, Save the Children y UNICEF España han solicitado que se incluya en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) una ayuda universal a la crianza de al menos 100 euros mensuales por hijo o hija entre los 0 y 17 años en forma de una deducción fiscal reembolsable que pueda beneficiar a las familias más vulnerables. En España, un total de 2,4 millones de niños viven en hogares en situación de pobreza, el 28,9% del total.

   Así, las tres organizaciones han aplaudido la medida aprobada este martes por el Gobierno de establecer una prestación de crianza de 100 euros al mes para madres con menores de 0 a 3 años, que amplía la prestación anterior que percibían únicamente las madres trabajadoras. Si bien, consideran esta medida "insuficiente" ya que, según advierten, los gastos que supone la crianza aumentan con la edad.

   En concreto, precisan que el coste medio de la crianza por hijo o hija y mes se sitúa en los 556 euros entre los 0 y 3 años, y se incrementa progresivamente hasta alcanzar los 736 euros entre los 13 y 17 años.

   Con la ayuda de 100 euros hasta los 17 años, las ONG de infancia creen que se podría establecer un "umbral básico de protección social" de todos los hogares con niños o niñas a nivel estatal.

   Según explican, el actual sistema impositivo existente en España tiene una relación directa con las altas tasas de pobreza infantil pues la mayoría de las ayudas a las familias llegan a través de deducciones en la Declaración de la Renta, de las que no se benefician las familias con menores ingresos.

   Junto a la prestación de apoyo a la crianza, las organizaciones ven necesario integrar, en un marco común y reforzado de la Ley de Familias, otras medidas anunciadas como las relacionadas con el apoyo a las familias monomarentales o la introducción de un nuevo permiso parental de 8 semanas.