18 de febrero de 2020
 

Desarticulada una red de falsificadores que introducía inmigrantes paquistaníes en España

Actualizado 25/02/2011 11:58:26 CET

Detenidas 17 personas en Barcelona, Huesca y Valencia que se dedicaban a manipular y falsificar documentaciones por 3.000 euros

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado una red de falsificadores que se dedicaba a introducir inmigrantes paquistaníes en España a través de Turquía y Grecia por 3.000 euros. En la operación han resultado detenidas 17 perdonas, 14 de ellas en Barcelona, dos en Huesca y una en Valencia, acusadas de delitos de falsificación de documentos, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y pertenencia a un grupo criminal, según ha informado el Ministerio del Interior.

Los arrestados se dedicaban a manipular y falsificar en España los pasaportes y documentos de identidad de los ciudadanos paquistaníes que pretendían viajar a nuestro país y que recibían a través de un contacto en Pakistán, para hacerlos coincidir después con los de otras personas con residencia legal en nuestro país.

Los inmigrantes eran introducidos en la Unión Europea a través de la frontera entre Turquía y Grecia, desde donde viajaban hasta España por rutas tanto aéreas como terrestres, provistos ya de los documentos falsos, que les proporcionaba otro contacto establecido en Grecia después de que éstos ya hubieran sido manipulados en España. De esta forma, los paquistaníes podían viajar de forma aparentemente legal hasta nuestro país.

Una vez en España, la red de falsificadores, dirigida por un individuo residente en Barcelona, les proporcionaba a los inmigrantes nuevos documentos ilícitos que les permitieran solicitar la residencia legal por arraigo. Cada paquistaní debía pagar 3.000 euros en total.

Los detenidos también prestaban servicios a otros paquistaníes que ya se encontraban en España en situación irregular, proceso en el que participaban diversos empresarios paquistaníes que facilitaban contratos de trabajo con el único fin de que obtuvieran un permiso de residencia.

Además de los 17 detenidos, durante la operación se han realizado nueve registros en Barcelona y en Huesca en los que se han intervenido 55 pasaportes aparentemente falsos, 20 libretas de pasaporte de Pakistán en blanco, 26 ordenadores, 7 impresoras de alta calidad, diversos útiles para elaborar copias, sellos de arcilla falsos, 4 plastificadoras y 20 móviles.

La investigación se inició tras detectar unos documentos falsos aportados por un ciudadano paquistaní cuando trataba de realizar una solicitud de autorización de residencia en Huesca en el mes de noviembre de 2008. Los papeles presentados eran en un certificado de empadronamiento, un contrato de trabajo y un certificado de carecer de antecedentes penales en Pakistán.