Publicado 19/06/2024 13:58

Katy, solicitante de protección internacional: "Vine a España para huir de un matrimonio forzoso en Senegal"

Katy, senegalesa de 18 años, solicitante de protección de asilo
Katy, senegalesa de 18 años, solicitante de protección de asilo - ACCEM

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La joven senegalesa Katy es solicitante de protección internacional en España y cuenta, en una entrevista a Europa Press, que viajó a España para huir de un matrimonio forzoso en su país de origen. Actualmente, tiene 18 años y está en un programa de acogida de la ONG Accem, donde le brindan vivienda y las necesidades básicas hasta que ella misma alcance una fase de más autonomía.

   Con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas, que se celebra este 20 de junio, Katy explica que se fue de Senegal para huir de un matrimonio forzoso. Asimismo, añade que su familia quería que se casase con un amigo de su progenitor, de la misma edad. Ella agrega que tenía, en ese momento, entre 13 y 14 años.

   Ante esta situación, precisa que una familia la acogió en Senegal y que en octubre del año pasado decidieron viajar a las Islas Canarias en patera "para buscar una vida mejor y más oportunidades". En cuanto a su viaje a España, Katy asegura que tuvo que pagar 3.000 euros para acceder a la embarcación y que, en ella, viajaron juntas 385. Navegaron un total de ocho días, cuatro más de los que en un principio les dijeron.

   "Huíamos de la pobreza, de las guerras y conflictos que estaba atravesando nuestro país. Huíamos de la miseria, del hambre, del trabajo esclavo. Huíamos de la imposibilidad de vivir en nuestra infancia. Huíamos de la violencia física y sexual. Huíamos de los matrimonios concertados. Huíamos porque pensamos que merecemos vivir", subraya.

   Igualmente, añade que, en la patera, algunas personas enfermaron durante el trayecto y que no había medicamentos ni nadie que pudiera ayudarlos. Cuando llegaba la noche, explica que "el sueño era imposible" y que también lo era "agarrarse a algo dentro".

   Respecto a los últimos días de viaje, dice que "apenas" tiene recuerdos de esos momentos, que "fueron los más duros". "Las personas a mi alrededor guardaban silencio, no teníamos fuerzas, el miedo se apoderaba de cada uno", afirma.

   Al octavo día, cuenta que consiguieron llegar a aguas internacionales y que una embarcación de salvamento les llevó a tierra. "Estábamos en España con inmensa tristeza, cinco personas murieron durante el largo trayecto", asegura.

"MI PADRE NO QUERÍA SABER NADA MÁS DE MÍ"

   Asimismo, indica que cuando llegó a Canarias, después de que le atendieran por la deshidratación, consiguió llamar por teléfono a su madre. "Me confirmó que mi padre no quería saber nada más de mí, que me rechazaba y me repudiaba por la decisión que tomé al escaparme del matrimonio forzoso", lamenta.

   Finalmente, Katy añade que actualmente vive en Murcia y que, en un futuro, le gustaría trabajar. A la joven senegalesa le gustan los ordenadores y hacer trenzas, aunque, dice que está abierta a aprender cualquier profesión.

   En el año 2023 se registraron 163.220 solicitudes de Protección Internacional en España, el máximo histórico desde la creación de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) y un incremento del 37% respecto a 2022, cuando se recogieron 118.446. Asimismo, se registraron 33.928 solicitudes de Protección Temporal, una figura jurídica que la Unión Europea puso en marcha para dar acogida a las personas que huyen de Ucrania.

   En el caso de Accem, la ONG dio atención y acompañamiento a un total de 29.040 personas que solicitaron o tienen algún tipo de protección internacional o temporal en 2023. De ellas, el 52% corresponde a hombres (15.019) y el 48% a mujeres (14.021). Los principales países de origen fueron Ucrania, Colombia, Venezuela, Perú, Marruecos, Mali, Siria y Rusia.

Contador

Leer más acerca de: