Las promesas en política migratoria de los partidos para las elecciones europeas

Publicado 24/05/2019 17:52:43CET
SALVAMENTO MARÍTIMO - Archivo

   MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos y Vox incluyen en sus programas electorales para los comicios al Parlamento Europeo varias medidas en materia de inmigración que ya formaron parte de sus promesas electorales en las pasadas elecciones europeas de 2014. Además, muchas de estas propuestas se encuentran bloqueadas en el marco de la negociación por los Estados miembros, por lo que no han llegado a desarrollarse.

   Los cinco partidos se marcan como prioridad la lucha contra la inmigración irregular, en aras de unas migraciones "legales, seguras y ordenadas". También el control de las fronteras de la Unión Europea, el fomento de la cooperación con los países de origen y tránsitos, la lucha contra las mafias de trata de seres humanos, avanzar hacia un sistema común de asilo o la creación de un sistema europeo de búsqueda y salvamento marítimo de personas migrantes están entre las promesas en política migratoria.

INMIGRACIÓN REGULAR, SEGURA Y ORDENADA

   El programa del PP para los comicios al Parlamento Europeo tiene 58 páginas que incluyen 100 medidas en total, de las cuales seis son sobre inmigración. Según argumentan los populares, "sólo cabe una inmigración que sea legal, ordenada y vinculada a un contrato de trabajo".

   Para el PP, la inmigración irregular "es uno de los mayores retos" de la UE y, por este motivo, defiende la necesidad de convertir esta cuestión en una de las prioridades del presupuesto plurianual de la UE.

   En esta misma línea se manifiesta el PSOE en su programa, ya que declara que la inmigración que debe producirse de forma "segura, ordenada y regular". El documento consta de 52 páginas, y en tres de ellas desarrolla sus propuestas sobre inmigración y asilo.

   Para el PSOE, los movimientos de población "son un fenómeno que está aquí para quedarse" por lo que "ninguna barrera física podrá evitarlos". Así, rechaza una "Europa fortaleza" y "aislada" dentro de sus fronteras y se compromete a impulsar "una verdadera política europea de inmigración".

   También Ciudadanos --que ha diseñado 100 medidas, de las que nueve son en defensa de una política migratoria "responsable, humana e inteligente"-- se compromete fomentar la inmigración legal, segura y ordenada para quienes buscan empleo, mejorar su formación o invertir en España. Concretamente, impulsará un sistema de visado por puntos para captar investigadores, emprendedores y jóvenes cualificados.

   Unidos Podemos, con 13 medidas sobre migraciones y asilo, también aboga por vías legales y seguras de acceso a Europa a través de un programa efectivo de reasentamientos.

   Por su parte, Vox es el que más propuestas sobre inmigración incorpora en su programa para las europeas. En más de una veintena de medidas defiende la "tolerancia cero con la inmigración ilegal" ya que considera que las fronteras exteriores de la UE "deben convertirse en una puerta infranqueable" para estas personas. Es más, para acabar con el 'efecto llamada', Vox quiere imponer "una prohibición de entrada a fin de evitar futuros reingresos" y propone "procedimientos de retorno más eficientes".

LUCHA CONTRA LAS MAFIAS

   El PP defiende un nuevo sistema asilo que "evite el negocio de las mafias que trafican con seres humanos" y cree que en la Unión Europea hace falta una "política enérgica" contra las mafias que trafican con seres humanos.

   Los socialistas españoles también se comprometen a liderar "la lucha contra las redes criminales de tráfico de personas, en colaboración con los países de origen y tránsito de inmigrantes", al tiempo que Unidas Podemos llama a "combatir de manera efectiva la trata de seres humanos". Desde el partido de Santiago Abascal piden luchar contra las mafias de la inmigración ilegal y contra "quienes colaboren con ellas, ya sean ONG, empresas o particulares".

SISTEMA COMÚN DE ASILO Y CUOTAS DE REFUGIADOS

    Tanto el PP como el PSOE, Unidas Podemos y Cs coinciden en la necesidad de trabajar por una política común de asilo en la UE. En este línea, los 'populares' quieren promover el diseño de un nuevo sistema de asilo "adecuado a la realidad del siglo XXI", y PSOE defiende "una mejor definición de la política común de asilo y refugio" y una reforma "en base a un equilibrio entre los principios de responsabilidad y solidaridad".

   De forma más concreta, los socialistas se comprometen a trabajar en la UE para "dar respuestas a quienes quieren tramitar su solicitud de asilo en el país de origen, mediante un marco europeo de visados humanitarios". Además, propone un sistema "permanente y solidario de cuotas de inmigrantes irregulares y solicitantes de asilo".

   Desde Cs, prometen trabajar por "un verdadero marco común de migración y asilo europeo" y, en esta línea, quiere liderar la reforma del Sistema Común Europeo de Asilo para poder dar acogida a quienes huyen de la guerra y la persecución. Asimismo, el partido naranja defiende "proceder a un reparto obligatorio de refugiados entre los países de la UE con criterios demográficos".

   También Unidos Podemos defiende reformar "con urgencia" el Sistema Europeo Común de Asilo y crear un Sistema Común de Migraciones, ambos basados "en los derechos humanos y valores fundamentales de la UE". De igual modo, quiere modificar el Reglamento de Dublín para que el trámite de la solicitud de asilo sea responsabilidad del Estado de preferencia de la persona solicitante.

   Por su parte, VOX se opone de manera "frontal" a "cualquier intento" de poner cuotas obligatorias desde Bruselas en la acogida de refugiados.

CONTROL DE FRONTERAS Y COOPERACIÓN CON ÁFRICA

   La idea de impulsar el papel de la Agencia Europea de Fronteras (FRONTEX) reforzando sus recursos humanos y materiales está en el ideario del PP, que además ve "fundamental" una "eficiente cooperación económica con los países de África con mayores índices de inmigración". Pero también el PSOE apuesta por un "refuerzo" del organismo "sin solaparse con las actividades y responsabilidades de los Estados" que son frontera exterior de la UE.

    Al igual que el PP y PSOE, Cs quiere reforzar FRONTEX "para garantizar un servicio de vigilancia de fronteras europeo efectivo", especialmente en países que son frontera exterior. Asimismo, propone "redoblar" la asistencia financiera y administrativa para estabilizar las regiones de África y Oriente Medio y de esta forma "atajar" las causas de la inmigración. A este respecto, Vox matiza que las ayudas de la UE a los países africanos deben supeditarse a su colaboración en la lucha contra la inmigración ilegal y a la firma de acuerdos de devolución.

   Por su parte, Unidas Podemos defiende que las unas fronteras europeas deben estar regidas por los derechos humanos. En esta línea, exige la retirada de elementos lesivos en las fronteras así como prohibir las devoluciones en caliente y exprés "ilegales" y el cierre de los centros de internamiento de extranjeros (CIE) en territorio europeo. Asimismo, reivindica que no haya más acuerdos "de la vergüenza" con países que no respetan los derechos humanos y la UE.

   Por su parte, el partido de Santiago Abascal quiere que los migrantes en situación irregular en España sean internados de forma indefinida en los CIE. En la actualidad, la duración máxima de internamiento es de 60 días.

SALVAMENTO DE MIGRANTES EN EL MAR

   PSOE y Unidos Podemos mencionan medidas de búsqueda y salvamento de migrantes a la deriva en el mar intentando llegar a Europa. Por su parte, los socialistas quieren "reforzar" la misión 'Sophia' con un mandato específico para salvamento y rescate en el Mediterráneo, y, en esta línea, la formación morada reclama la creación de un sistema público europeo de búsqueda y salvamento marítimo de personas migrantes asumido por FRONTEX.