El Servicio Jesuita al Migrante acompañó en 2018 a más de 5.500 personas y destinó el 31% de sus fondos a la acogida

Publicado 23/07/2019 13:05:26CET
Salvamento Marítimo Alcor recoge a 50 inmigrantes subsaharianos llegados a las Islas Chafarinas
Salvamento Marítimo Alcor recoge a 50 inmigrantes subsaharianos llegados a las Islas ChafarinasCristian Calvo - Europa Press - Archivo

   MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Servicio Jesuita al Migrante (SJM), impulsado por la Compañía de Jesús, acompañó en 2018 a más de 5.500 personas en todas sus líneas de trabajo y destinó el 31% de sus fondos a la acogida e integración de personas migrantes y refugiadas, según la Memoria de actividades 2018 del SJM.

   Atendiendo al programa 'Hospitalidad' que promueve la bienvenida e inclusión de personas refugiadas y solicitantes de asilo, el SJM acogió a 281 personas en una red de más de 50 comunidades hospitalarias por todo el territorio.

   "Lo mejor que me llevo de esta experiencia es que recuperé mi libertad. Volví a ser la yo de antes; gracias a la ayuda y al apoyo que me han dado en la comunidad de Jesuitas, recuperé mi vida", subraya Lau, una de las mujeres acogidas en Valencia.

   En el área de los Centros de Internamiento de Extranjeros, 35 voluntarios y técnicos visitaron a 883 personas. Además, el SJM inició 65 acciones legales para defender los derechos de las personas internas, y 48 quejas al Defensor del Pueblo, al juez de control, al juzgado de instrucción y al Comité de Derechos del Niño de la ONU. También presentó la octava edición de su informe anual, titulado 'Sufrimiento Inútil'.

   "Realizamos visitas a las personas internas en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid, Barcelona, Valencia, Algeciras y Tarifa, donde constatamos la desesperación, el sufrimiento y la vulnerabilidad debidas a la incertidumbre que representa una inminente repatriación, y a las condiciones materiales en que se produce la privación de libertad", señala el SJM en el informe.

   En la línea de Frontera Sur, la Memoria señala que atendieron a 460 personas en la oficina de atención en Melilla, documentaron 120 incidencias de vulneración de derechos humanos (saltos, pateras, devoluciones, etcétera) e iniciaron más de 400 actuaciones jurídicas. Asimismo publicaron el informe 'Sacar del Laberinto'.

MUJERES MIGRANTES TRABAJADORAS DEL HOGAR

   Por otra parte, en el área de acompañamiento a Mujeres Migrantes en Trabajo del Hogar y Cuidados, el SJM atendió a más de 400 mujeres, impartió 25 talleres de formación y empoderamiento, y publicó por primera vez un informe que denunciaba las vulneraciones de derechos a las que se ven sometidas, titulado 'Visibilizar lo Invisible'.

   Uno de los testimonios recogidos en el informe es el de una trabajadora del hogar del grupo 'Mujeres en Acción' de Valencia. "He estado 10 años cuidando a personas mayores como interna. Cuando terminas ese trabajo, no tienes derecho a cobrar el paro; te quedas en la calle. Corremos el riesgo de ser maltratadas, tanto física como psicológica y sexualmente. Solo queremos poder expresarnos, ser libres, decir que la esclavitud ya se terminó", subraya.

   Para reclamar sus derechos, el pasado mes de junio se activó la campaña #NoEnmienda6777 contra la enmienda 6777 incluida en los Presupuestos Generales del Estado que pospone hasta enero de 2024 la equiparación del sistema de cotización de las empleadas de hogar al régimen general de la Seguridad Social.

   Por otro lado, en la línea de 'Ciudadanía y Participación', acompañaron a más de 50 asociaciones en talleres y charlas; mientras que en el ámbito de 'Diálogo Interreligioso', más de 4.600 personas procedentes sobre todo de centros educativos y organizaciones sociales visitaron los espacios interculturales de Barcelona y Valencia.

   En el ámbito económico, el SJM tuvo unos ingresos en 2018 de 418.910 euros, procedentes en un 65% de la financiación privada, seguida por las aportaciones de los socios (15%), la Compañía de Jesús (9%), el Servicio Jesuita al Refugiado (7%) y las campañas y pequeños donantes (4%).

   El 31% de los fondos se destinaron a la acogida e integración (área de Hospitalidad), el 27% a su labor en la Frontera Sur, el 25% a estructura y gastos de funcionamiento y el 17% al acompañamiento en los CIE.

   Además, el SJM señala en su Memoria que también es testigo y partícipe de situaciones que se dan en diversos lugares del mundo a través de las redes internacionales de organizaciones jesuitas como el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) o la Red Jesuita con Migrantes (RJM) de Latinoamérica.

Contador

Para leer más