Terrón asegura que los rumanos que "están hoy en el mercado laboral español" no necesitarán permiso de trabajo

Actualizado 20/07/2011 22:23:29 CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Anna Terrón, ha asegurado este miércoles que los rumanos que "están hoy en el mercado laboral español" no necesitarán permiso de trabajo cuando se reactive la moratoria, medida que, según está previsto, adoptará el Consejo de Ministros este viernes.

En declaraciones a Europa Press, Terrón ha incidido en que "la decisión no se basa en el colectivo rumano, sino en la situación nacional de empleo" y en la de estos inmigrantes. "Hay un 38 por ciento de paro entre los rumanos que están en España y parece razonable que primero absorbamos a los que están aquí", ha apuntado Terrón.

Por ello, a partir de este viernes, los rumanos que quieran desplazarse a España a trabajar o que estén aquí y quieran incorporarse al mercado laboral tendrán que presentar un contrato de trabajo en firme para poder conseguir una autorización de trabajo por cuenta ajena, según ha concretado la secretaria de Estado.

El Gobierno espera que este anuncio tenga "un impacto pedagógico" y se sepa que en el mercado laboral español actualmente no hay oferta de empleo para nuevos trabajadores. Terrón confía en que la medida se acabe traduciendo en un descenso de la llegada de ciudadanos procedentes de Rumanía en el medio plazo.

Terrón ha recordado que esta decisión se adopta ejecutando una cláusula de reserva incluida en el acuerdo del año 2008 por el que España levantó la moratoria a los ciudadanos rumanos a fin de que pudieran circular y trabajar libremente en España. Dicha cláusula dice que en caso de dificultades en su mercado laboral, el Gobierno puede reactivar las restricciones.

No obstante, ha apuntado que se lleva al Consejo de Ministros por el procedimiento de urgencia ante la campaña agrícola de verano, porque mientras el Gobierno ha cerrado los cupos para traer a España trabajadores extranjeros por falta de oferta en el mercado interno, "en Rumanía se siguen celebrando contratos, a veces a bajo coste y las personas que vienen con ese primer contrato, luego se quedan".

Otro de los factores que han influido para tomar esta decisión es que la entrada de estos inmigrantes ha ido "contracorriente durante la crisis", con un incremento interanual de su población en España en torno al once por ciento, mientras el resto de colectivos menguaban.

También se ha tenido en cuenta que Francia, Alemania e Italia, que tenían previsto levantar la moratoria sobre el empleo de los rumanos poco después de que lo hiciera el Ejecutivo español, en 2008, aún no han adoptado esta decisión, por lo que al final, España es el único país de la UE en el que los nacionales de Rumanía pueden trabajar por cuenta ajena sin necesitar un permiso oficial para hacerlo.

Esta decisión no ha gustado demasiado en Rumanía, según ha comentado Terrón, aunque "admiten que España ha sido un país que siempre les ha apoyado, entienden que ahora está en una situación de dificultad" y que con esta medida "se protege a los trabajadores rumanos que ya están aquí".