Actualizado 10/10/2011 20:15 CET

La UE aprueba reforzar FRONTEX para luchar contra la inmigración irregular

BRUSELAS, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los países de la UE han dado este lunes su aprobación definitiva a una norma para reforzar el papel de la Agencia de Control de Fronteras (FRONTEX) en la lucha contra la inmigración ilegal.

La nueva norma obligará a los Estados miembros a ceder más aviones, barcos y personal a FRONTEX para sus patrullas marítimas y permitirá a la Agencia incluso comprar o alquilar el material que necesite.

La reforma, que ya ha sido aprobada por la Eurocámara, entrará en vigor 20 días después de publicarse en el Diario Oficial de la UE, es decir, a finales de 2011.

El objetivo de esta iniciativa es mejorar la capacidad operativa de FRONTEX, que ha sido hasta ahora limitada debido a su falta de recursos, ya que la Agencia no tiene medios propios sino que son los países los que deben proporcionárselos.

Los Estados suelen prometer un gran número de medios a FRONTEX, pero se echan atrás cuando hay que poner en marcha operaciones concretas, como Hermes, que se puso en marcha para frenar la llegada a Italia y Malta de inmigrantes de los países árabes tras las revueltas ciudadanas en el Norte de África.

A partir de ahora, con un año de antelación, la Agencia comunicará a los Gobiernos sus necesidades y cada país anunciará su contribución. Desde ese momento, los Estados estarán obligados a enviar los medios técnicos y humanos que hayan prometido, a no ser que ello ponga en riesgo el control de las fronteras nacionales.

Además, la norma permite que FRONTEX pueda progresivamente alquilar o comprar, en solitario o en cooperación con algún Estado miembro, sus propios equipos como barcos o aviones.

DERECHOS HUMANOS

FRONTEX podrá codirigir las operaciones de las patrullas fronterizas con los Estados miembros de la UE. También se le permitirá prestar asistencia técnica a terceros países y desplegar funcionarios de enlace en terceros países.

La Agencia seguirá teniendo la posibilidad de coordinar operaciones de repatriación a sus países de origen, por ejemplo con vuelos conjuntos.

Pero se refuerzan las garantías para asegurarse de que estas operaciones de retorno se lleven a cabo respetando plenamente los derechos fundamentales.

De hecho, a iniciativa del Parlamento Europeo, Frontex nombrará a un "agente responsable de los derechos fundamentales", que tendrá acceso a toda la información sobre las actividades de la agencia en este ámbito.

Además, se creará un foro consultivo que asistirá al director ejecutivo y al consejo de administración en asuntos relacionados con el respeto de los derechos humanos.

La Agencia invitará a participar en el foro a la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, a la Agencia de Derechos Fundamentales y al Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, entre otros.

Según el nuevo reglamento, el director ejecutivo de Frontex podrá suspender o poner fin a una misión en caso de violación de los derechos humanos.

Igualmente, entre las nuevas tareas de la agencia figurará la de asistir a los Estados miembros en situaciones que pueden implicar emergencias humanitarias y de salvamento marítimo.