28 de marzo de 2020
 
Actualizado 19/12/2017 0:00:33 CET

La UE se ha convertido en el mayor receptor de ayuda humanitaria del mundo porque computa así la asistencia a refugiados

Gastos refugiados vs Ayuda Humanitaria
MÉDICOS DEL MUNDO Y MEDICUSMUNDI

   MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Unión Europea se ha convertido "paradójicamente" en el mayor receptor de Ayuda Humanitaria (fondos para emergencias) de todo el mundo porque sus Estados miembro, "irresponsablemente", vienen computando como tal el dinero que destinan para asistir a los refugiados que llegan a sus territorios.

   Es la principal conclusión del informe anual conjunto elaborado por Médicos del Mundo y Medicosmundi sobre "La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria 2017", un trabajo del que se desprende que mientras la financiación de la acción humanitaria apenas se ha incrementado en los tres últimos años por parte de los países del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE, el gasto de atención a personas refugiadas en los países donantes se ha triplicado.

   "Esto quiere decir que en 2016, los 29 países del CAD, representantes de algunas de las economías más potentes del mundo, han gastado más en atender las necesidades de quienes llegaban a sus países que en todas las crisis del mundo, donde se concentraban el 86% de las personas refugiadas y desplazadas y por tanto donde estaban las mayores necesidades", expone el informe.

   En el ámbito doméstico, señala que cuanta más necesidad hay en el mundo, más recorta España su Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). En 2016 se dedicaron a este concepto 4.150 millones de euros, el 0,33% de la Renta Nacional Bruta, pero de esta cantidad, 1.958,8 millones responden a una operación excepcional de condonación de deuda comercial a Cuba, "que por su naturaleza no debería computar como AOD".

   Así, la cifra destinada por España a atender las necesidades de las personas más pobres del planeta o aquellas que son víctimas de catástrofes o conflictos se situó "en un pírrico 0,17%, muy lejos de la media europea, del 0,51%" y cuando lo esperado por las organizaciones humanitarias es que al menos, se destine a estos fines un 0,7% del Producto Interior Bruto.

   Además, ha recortado su aporte a la acción humanitaria más de un 90% desde 2009, en un contexto de grandes catástrofes naturales y graves crisis humanas. En 2016, la ayuda humanitaria se quedó de nuevo "bajo mínimos", con 51,3 millones de euros, "apenas un ligero aumento de 5 millones sobre una ya raquítica cifra en el año anterior" que se debe en su totalidad, según el informe, a las aportaciones de comunidades autónomas y ayuntamientos.

   En este sentido, Andalucía, País Vasco y Comunidad Valenciana son las tres regiones que más aportan, por este orden, mientras que Murcia y Canarias se mantienen entre las menos generosas. Por el contrario, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha reducido un 10% sus fondos, pasando de 35,8 millones en 2015 a 32,5 en 2016, según los datos que recopilan las dos ONG.

   Mientras, en el ámbito internacional, el informe destaca que 2016 ha sido un año marcado por "los grandes gestos políticos que se han quedado en el aire, con los decepcionantes resultados tanto de la I Cumbre Mundial de Estambul como de la Cumbre sobre Migraciones y Refugio de la ONU". "Es especialmente grave el aumento de los ataques a personal e instalaciones humanitarias, que se han convertido en objetivo de guerra", denuncia el presidente de Médicos del Mundo, José Félix Hoyo.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Fallece el jefe del GAR, unidad de élite de la Guardia Civil, víctima del Covid-19

  2. 2

    El Gobierno prohíbe por ley los despidos por fuerza mayor y otras causas por la crisis del coronavirus

  3. 3

    Muere la madre de Antonio Montero

  4. 4

    Ángeles Grobas, auxiliar de enfermería ingresada por covid-19 y dada de alta: "Tardaron cinco días en hacerme el test"

  5. 5

    La Policía halla dos muertos en una residencia psiquiátrica religiosa en Madrid afectada por Covid-19