El Estado debe identificar a cada inmigrante que salte la valla, aunque vayan en grupo

Actualizado 18/11/2014 13:17:24 CET

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) critica que el PP haya modificado su propuesta de legalización de las devoluciones en caliente introduciendo la salvedad de que concurrirá el rechazo en frontera cuando el salto sea en grupo, ya que, conforme recuerda, el Estado tiene la obligación de identificar individualmente a cada migrante interceptado, haya saltado solo o no.

   "Aunque entren en grupo, la identificación tiene que hacerse individualmente, el Estado tiene la obligación de indentificar a cada persona, facilitarle un letrado, un intérprete y ofrecerle acceso a una tutela judicial efectiva, algo que si se produce la devolución con la figura que ellos están planteando como rechazo en frontera, no se garantizaría", explica la secretaria general de CEAR, Estrella Galán, en declaraciones a Europa Press.

   En su opinión, se trata "de nuevo, de una barbaridad" por la que "ya se le ha tirado de las orejas al Estado español en el pasado" y que "atenta contra el Convenio Europeo de Derechos Humanos, donde las expulsiones colectivas están expresamente prohibidas" y "contra la Convención de Ginebra", cuyo artículo 33 está redactado en el mismo sentido.

   La experta recuerda que una vez una persona ha cruzado la frontera "está sujeta a la soberanía española y tiene derecho a unas garantías, ya haya entrado de forma grupal o individualmente". "No sé si es que los representantes del Ministerio del Interior o sus asesores están obviando esta circunstancia, pero realmente todavía agrava más la situación porque hace más obvio que lo que se pretende es hacer devoluciones sumarias y colectivas", ha añadido.

   Además, plantea que el redactado "estigmatiza a la inmigración, presentándola una vez más como un fenómeno violento". "Con esa estigmatización lo que se pretende es desproveer a esas personas de sus derechos", denuncia la secretaria general de CEAR.

Para leer más