Juzgan hoy a tres acusados de la muerte de 25 inmigrantes en Lanzarote

Actualizado 18/05/2010 9:57:01 CET
AP

Fiscalía pide un total de 174 años de cárcel para los procesados

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebrará a las 10.45 horas de este martes, 18 de mayo, el juicio contra tres hombres acusados de patronear desde Marruecos una patera que naufragó en la costa de Los Cocoteros en Teguise (Lanzarote) el 15 de febrero de 2009 y causó la muerte de 25 inmigrantes, de los que ocho eran menores.

La Fiscalía ha solicitado imponer un total de 174 años de cárcel para Y.F., M.S.B. y B.J., para quienes el Ministerio Público pide 58 años de prisión para cada uno de ellos, acusados de presuntos delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y 25 homicidios imprudentes, según su escrito de conclusiones provisionales al que ha tenido acceso Europa Press.

El escrito precisa que sobre las 19.30 horas del 15 de febrero de 2009 fue avistada en la costa del municipio de Teguise, a pocos metros de la localidad de Los Cocoteros, una patera en la que se ha podido acreditar que viajaban 30 personas.

La embarcación había zarpado de las costas de Marruecos, en la madrugada del día 13 de febrero de 2009 desde algún punto cercano de la localidad de Guelmin. La patera era patroneada por los acusados Y.F. y S.M, ambos de nacionalidad marroquí y en situación irregular en España.

Según la Fiscalía, los dos tenían "la única intención de transportar clandestinamente y a cambio de dinero a personas de nacionalidad marroquí hasta las costas españolas infringiendo la legislación de extranjería relativa a la entada y establecimiento en España, valiéndose de sus conocimiento de navegación".

UNO DE LOS PATRONES VIAJÓ EN OTRA PATERA

Igualmente, apunta que con el mismo propósito actuó el procesado B.J., también de nacionalidad marroquí, quien, como supuesto organizador del viaje en Marruecos, presuntamente cobró las distintas cantidades que pagaron los inmigrantes, estableció el día de salida, así como todo lo relativo al agrupamiento, alojamiento y transporte de los extranjeros en Marruecos para su posterior embarque en la patera a la que ayudó a zarpar.

Sin embargo, el acusado B.J. no embarcó ese día, sino que lo hizo posteriormente en otra patera que emprendió viaje a las costas españolas y fue detenido por este motivo en el mes de julio de 2009, por lo que se sigue otra causa judicial por este hecho contra este acusado.

De los 30 pasajeros que iban en la patera había ocho menores: una niña de ocho años, otro menor de 13 años, tres de 15 años y otros tres de 16 años.

El Ministerio Fiscal resalta que la pequeña embarcación se emplea fundamentalmente en las costas marroquíes para la pesca de bajura y es "totalmente inadecuada para el transporte de personas en una travesía a través del océano Atlántico".

SIN SALVAVIDAS

En este sentido, precisa que, al llegar a la costa de la isla de Lanzarote, los patrones no pudieron controlar la patera y, "como consecuencia de su impericia y desconocimiento de la costa", la barcaza naufragó al "chocar contra una roca y llenarse de agua, de forma que la misma volcó cayendo todos sus pasajeros al mar sin que estuvieran provistos de salvavidas".

Debido a ello, señala que fallecieron 25 personas, de las que 23 han sido identificadas y se comprobó que ocho de los cuerpos correspondían a los citados menores. Todos los fallecimientos se produjeron por muertes violentas por causa de asfixia de sumersión en agua salada, siendo el mecanismo de la muerte anoxia de centros vitales, según los informes forenses.

Por todo ello la Fiscalía pide imponer a cada uno de los acusados la pena de ocho años de prisión por un presunto delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, así como dos años de cárcel por cada uno de los 25 homicidios imprudentes.

Además, en concepto de responsabilidad civil reclama que los procesados indemnicen solidariamente a los herederos legales de los fallecidos con 120.000 euros.