El Parlamento Europeo se opone a normalizar las relaciones con Cuba

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Actualizado 12/03/2010 10:32:32 CET

ESTRASBURGO (FRANCIA), 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo frustró este jueves la intención de la presidencia española de la Unión Europea de normalizar las relaciones con Cuba al negarse a apoyar los esfuerzos para cambiar la denominada Posición Común que supedita desde 1996 el diálogo político con la isla a los avances en materia de Derechos Humanos. La delegación socialista española en la Eurocámara sostiene que, pese a todo, no renuncia a promover cambios en la política europea respecto a La Habana.

El pleno de Estrasburgo, que aprobó una dura Resolución de condena por la muerte del disidente cubano Orlando Zapata tras 85 días en huelga de hambre, rechazó en cambio por amplia mayoría una enmienda presentada por la izquierda europea reclamando el respaldo a los "esfuerzos" de la presidencia española por normalizar las relaciones con Cuba con el objetivo final de la "retirada absoluta" de la posición común.

El texto, presentado a última hora del miércoles por el eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer, que no se sumó a la Resolución sobre Orlando Zapata aprobada este jueves, también pedía un diálogo político "amplio" con el Gobierno cubano, "aplicando los mismos criterios que a todos los países con los que mantiene relaciones".

A su derrota contribuyó la delegación socialista española, que votó en contra amparándose en el compromiso político alcanzado con el Partido Popular de no presentar enmiendas a la resolución y lograr así el máximo apoyo de Estrasburgo a la hora de mostrar su malestar por la actuación del régimen castrista.

La eurodiputada socialista María Muñiz dejó claro que su partido está a favor de modificar la posición común "si hay consenso" en el Consejo de la UE y que apoya al Gobierno en su intento por buscar un marco "más eficaz" en las relaciones con La Habana. Muñiz cree que la política actual es "obsoleta" y ha demostrado su "ineficacia".

El 'número dos' de los socialistas españoles en el Parlamento Europeo, Ramón Jáuregui, subrayó por su parte que el PSOE no ha cambiado de opinión sobre Cuba y que sigue "pensando que hay razones sobradas para replantear una estrategia que no ha sido eficaz" para promover la democratización en la isla.

"La revisión no es sólo posible, sino deseable", dijo Jáuregui a Europa Press, recordando que tanto Estados Unidos, como la Organización de Estados Americanos (OEA) o países latinoamericanos como Brasil han optado por esta vía.

Por otro lado, el PE condenó la muerte de Orlando Zapata y exigió al régimen cubano la liberación de todos los presos políticos, avances hacia la democracia y respeto por los Derechos Humanos, al tiempo que reclama a la Unión Europea mayores contactos con la disidencia.

La resolución señala que la muerte de Zapata es un "serio paso atrás" para los Derechos Humanos en Cuba y muestra la preocupación de la Eurocámara por los disidentes y presos políticos que han seguido el ejemplo de Zapata, especialmente en el caso de Guillermo Fariñas y el riesgo de un "fatal desenlace".

REACCION DE LA HABANA

La declaración aprobada en la Cámara de Estrasburgo obtuvo la inmediata respuesta de La Habana a través de la Asamblea Nacional cubana que tildó de "sucio" el debate del Parlamento Europeo. Cuba cree que "manipula sentimientos, tergiversa hechos, esgrime mentiras y oculta realidades".

En una declaración difundida tras el debate en la Eurocámara, la Asamblea advierte de que una "condena tan discriminatoria y selectiva sólo puede explicarla el fracaso de una política incapaz de poner de rodillas a un pueblo heroico".

Por otro lado, este jueves la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) ha denunciado la existencia en las cárceles cubanas de centenares de presos políticos o comunes con una salud muy deteriorada sin que el Gobierno de Raúl Castro acepte otorgarles una licencia extrapenal para que puedan salir de prisión y recibir una adecuada atención médica.