Actualizado 07/05/2010 15:03

La presidenta del Consejo Escolar del Estado espera que "el final del pacto sea transitorio y el diálogo prosiga"

Castilla-La Mancha no admitirá que "por el rechazo de uno" dejen de aplicarse las medidas que "son necesarias para todos"

TOLEDO, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Consejo Escolar del Estado, Carmen Maestro, ha manifestado este viernes su deseo de que este final del Pacto de Estado por la Educación sea "transitorio" y "no definitivo", al tiempo que espera que las negociaciones de los últimos meses "prosigan su cauce" y contribuyan al despegue que "necesita el sistema español".

Preguntada por el rechazo del PP a firmar el acuerdo, ha subrayado la importancia de que la educación "no sea lugar de confrontación ideológica" y ha pedido sosiego, "para poder trabajar con tranquilidad sobre los retos que España tiene por delante y en la educación en concreto".

"Las organizaciones presentes en el Consejo Escolar del Estado hemos puesto mucha ilusión y hemos trabajado duro para llegar a este pacto", ha asegurado Maestro, que cree que "el mensaje, la ilusión y el entusiasmo" del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, pensando en los niños y jóvenes han calado en la sociedad.

A juicio de la presidenta del Consejo, la educación española ha mejorado muchísimo en estas últimas décadas "gracias al esfuerzo de todos" y esta realidad está reconocida en todos los ámbitos internacionales". "La gente nos está presionando, animando, a que con generosidad lo estudiemos y pongamos soluciones la falta de consenso", ha explicado.

Por su parte, el viceconsejero de Educación, Pedro Pablo Novillo, ha indicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha trabajó y se comprometió con el pacto educativo e hizo una oferta y llamamiento a que se pusieran por delante los intereses del país a los intereses inmediatos de cualquier partido.

"Lo que no podemos es ni vamos a admitir es que por el rechazo de uno, dejen de aplicarse las medidas que son necesarias para todos", agrega Novillo, que reconoce que con el PP se hubiera ido "más lejos y más deprisa", pero los niños y jóvenes que están en las aulas "no pueden esperar a que resuelvan los intereses partidarios otras formaciones políticas".

Por lo tanto, ha recordado que el ministro ha comprometido la puesta en marcha de las medidas que están en el documento ofertado a toda la sociedad y reconoció que ninguna de las 148 medidas han sido negadas ni cuestionadas por el PP y sus dirigentes. En resumen, comenta que a pesar de la negativa del PP "no vamos a dejar de seguir trabajando porque la educación, que es el presente y el futuro de España, lo exige y lo merece".