Actualizado 24/03/2009 18:38

Un total de 850 extranjeras han obtenido la residencia en España desde 2005 por ser víctimas de la violencia machista

mujer inmigrante niña hija
Reuters

El teléfono para hombres funcionará de lunes a viernes de 9.00 a 23.00 horas porque "no es un servicio de urgencia"

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de 848 mujeres extranjeras han obtenido una autorización de residencia temporal en España desde 2005, año en el que entró en vigor la Ley contra la Violencia de Género, por ser víctimas de malos tratos, según los datos ofrecidos hoy en el Congreso de los Diputados por el delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente.

Estos cifras muestran que el número de inmigrantes que han podido legalizar su situación en España por este motivo ha ido creciendo año tras año. Así, sólo una mujer se benefició de esta medida en 2005, 135 en 2006, 290 en 2007 y 422 en 2008.

Durante su intervención en la Comisión de Igualdad del Congreso, solicitada por el PP y por CiU para informar sobre la líneas generales de su departamento, Lorente indicó que -a fecha de 31 de diciembre de 2008- el 32 por ciento de las mujeres que tienen en vigor una orden de protección judicial es extranjera.

TELÉFONO PARA "IMPLICAR" A LOS HOMBRES

Por otra parte, el delegado del Gobierno explicó que el servicio de información telefónica para fomentar la implicación de los hombres en las políticas de igualdad funcionará de lunes a viernes de 9.00 a 23.00 horas porque "no es un servicio de urgencia".

Así, indicó que será un teléfono "gratuito y confidencial" que asesorará a hombres sobre cómo participar en programas para fomentar la igualdad y la prevención de la violencia y para informar sobre asuntos relacionados con "la conciliación, separación, custodia compartida de los hijos, sexualidad, relaciones de pareja o conflictos que surgen en una empresa cuando no le quieren dar el permiso de paternidad a un hombre". "Hasta ahora muchos hombres desean saber cómo actuar sobre estas cuestiones pero no sabían adonde acudir", agregó

En este sentido, este servicio quiere dar respuesta a "una demanda que ya existe" y que ayudará a los hombres a salir de su actitud "pasiva" y adoptar un "posicionamiento crítico" frente al maltratador. "Puede ser un revulsivo que facilite la toma de conciencia y la implicación de los hombres en la lucha contra la violencia de género", apuntó.

"No es un teléfono para maltratadores. El único teléfono para maltratadores es el 091", aseveró Lorente, quien agregó que a los agresores que utilicen este servicio "se les colgará el teléfono".

Destacó que el ministerio "ya está trabajando en la formación que recibirán los operadores y operadores que atenderán el teléfono" y agregó que se pondrá en marcha dentro de "varias meses".

A este respecto, la portavoz del PP, Susana Camarero, señaló que el presupuesto de este teléfono, que costará 1,2 millones de euros, "se debería emplear, en esta época de crisis, en otras cuestiones que ayudaran más a la mujeres víctimas de la violencia de género". "El teléfono nació con una tufillo claro de improvisación y lo sigue teniendo", sentenció.

ANUNCIOS DE PROSTITUTAS EN PERIÓDICOS

Por otra parte, Lorente indicó que "es muy difícil avanzar en la concienciación y en la educación" para la igualdad y la prevención de la violencia mientras sigan apareciendo anuncios de prostitución en los medios de comunicación.

Según dijo, este tipo de publicidad "cuestiona la dignidad de la mujer y la presenta como un objeto, algo que intenta conseguir el maltratador, para satisfacer deseos y placeres de los hombres". El ministerio, agregó, está trabajando con representantes de los medios para llagar a un planteamiento común sobre estos anuncios.

Lorente realizó estas intervenciones tras la intervención de la diputada de CiU Mercè Pigem, quien preguntó al delegado "por qué no actúa" contra la publicación de estos anuncios de prostitución "en los que aparecen fotografías de mujeres en actitudes manifiestamente sexistas y descripciones explícitas de lo que se puede hacer con una mujer". "Además de dañar la imagen de la mujer, son un manual de pornografía al alcance de todos los menores", avisó.

EL PP REPRUEBA LA FALTA DE AUTOCRÍTICA

Mientras, la representante del PP dijo que la comparecencia de Lorente carecía de "autocrítica y asunción de responsabilidades" sobre los "fallos" que se producen en la lucha contra la violencia de género.

"Las cifras de mujeres muertas no hacen más que aumentar año tras año y por eso le pido al Gobierno que replantee su estrategia contra esta lacra", aseveró. Camarero criticó la falta de medios policiales, la saturación de los juzgados y el escaso esfuerzo que se realiza para la rehabilitación de los maltratadores.

Asimismo, afirmó que las mujeres "siguen mayoritariamente sin denunciar, muchas retiran la denuncia, otras reanudan la convivencia con el agresor y además éstos siguen quebrantando las ordenes de alejamiento". "He echado de menos una información más realista que reconociese las deficiencias del desarrollo de la ley y la falta de efectividad de algunas medidas", concluyó la diputada 'popular'.