Abanto-Zierbena (Vizcaya) financiará las obras de un centro social para mayores en los campos de refugiados saharauis

Actualizado 06/09/2009 14:57:19 CET

BILBAO, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El municipio vizcaíno de Abanto-Zierbena financiará las obras de construcción de un centro para personas mayores en Chederia, localidad de los campos de refugiados saharauis.

Según informó el Ayuntamiento vizcaíno en un comunicado, el viernes fue recibido en el Salón de Plenos consistorial el alcalde de la daira (municipio) de Chederia, AbdallaHi Lbaid, quien se encuentra estos días de visita en Euskadi. Este municipio, de 7.000 habitantes, está hermanado con Abanto-Zierbena desde 2005 y fruto de este hermanamiento se destinan 30.000 euros anuales para proyectos de desarrollo.

La escuela infantil es la principal destinataria de esta ayuda de manera que se garantiza el desayuno diario durante todo el año de los/as 300 menores del municipio que acuden a ella.

Al mismo tiempo, desde Abanto-Zierbena se han impulsado otros proyectos para mejorar la calidad de vida de los habitantes de este rincón del Sahara. Así y como novedad, en marzo comenzaron ya las obras para la creación de un centro social para las personas mayores de manera que puedan estar atendidas en sus limitaciones mientras sus familiares trabajan.

Otro importante proyecto concluido ya, ha sido llevar agua potable a la escuela infantil y a la casa de la juventud, ubicada en un lugar próximo a la escuela, de manera que se puedan mantener las adecuadas condiciones higiénicas. También se han aportado elementos informáticos como ordenadores para facilitar el trabajo en lugares sensibles como el hospital comarcal.

Una reciente iniciativa ha sido el impulso de los apadrinamientos de familias de este municipio saharaui, de manera que en la actualidad 45 personas de nuestra localidad han apadrinado una familia de la daira garantizando así su sustento diario.

Tras el pacto de hermanamiento firmado el 30 de junio de 2005, se han realizado viajes periódicos a los campos de refugiados/as y se han impulsado proyectos como mejora de la escuela infantil, campañas de ayuda solidaria, el programa de Vacaciones en Paz (dirigido a menores de 8 a 12 años) y jornadas de Sensibilización con el Pueblo Saharaui.