Bruselas propone elaborar una cartografía digital de los fondos marinos para explotar su potencial económico

Actualizado 29/08/2012 20:44:33 CET

BRUSELAS, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles elaborar un mapa digital de los fondos marinos europeos de aquí al 2020 para explotar el potencial de crecimiento económico y creación de empleos 'azules' que ofrecen, lo que requiere en primer lugar contar con un mejor conocimiento de la situación de los lechos marinos y el impacto del cambio climático en los mismos.

La comisaria de Pesca, Maria Damanaki, ha asegurado en un comunicado que un mejor conocimiento de los fondos marinos en la UE podría "mejorar la competitividad de los que trabajan en nuestros mares y costas en 300 millones de euros al año y crear nuevas oportunidades por valor de otros 200 millones de euros al año".

Además, si se logrará reducir la incertidumbre sobre las futuras subidas del nivel del mar en torno a un 25 por ciento cada año, los Estados miembros podrían ahorrarse "otros 100 millones de euros anuales" de sus costes para proteger las costas.

El Ejecutivo comunitario propone crear un mapa digital de los fondos marinos como una base de datos "coherente y accesible para todos" y "sin restricciones" a partir de los datos ya existentes que ofrezca imágenes de la máxima resolución posible y continuas de las aguas europeas.

El mapa debe incluir datos sobre topografía, geología, hábitats y ecosistemas y permitirá obtener información precisa sobre el estado físico, químico y biológico de las aguas, además de datos "pertinentes" sobre el impacto de las actividades humanas, así como sobre previsiones oceanográficas.

Asimismo, deberá garantizar su carácter interoperativo, para ayudar a los Estados miembros a aprovechar al máximo el potencial de sus respectivos programas de observación, topografía y muestreo marinos.

El Ejecutivo comunitario justifica la necesidad de crear un mapa digital en el que no haya discontinuidad porque en la actualidad no es fácil encontrar datos sobre determinados parámetros en zonas específicas o lograr la autorización para utilizar los datos disponibles y menos aún desde un único punto.

"Una primera serie de proyectos piloto ha demostrado que este planteamiento es viable. Nos basaremos en la experiencia adquirida a partir de dichos proyectos", ha explicado Damanaki.

El Ejecutivo comunitario ya ha contribuido a financiar un primer conjunto de proyectos piloto para crear prototipos de plataformas de datos que dan acceso a su vez a los datos sobre fondos marinos disponibles en los organismos públicos europeos. También ha puesto en marcha el Programa Europeo de Vigilancia de la Tierra (GMES), un servicio marítimo que utiliza datos obtenidos por satélite y sobre el terreno para hacer previsiones oceanográficas.

El mapa contribuirá a aprovechar el potencial de crecimiento económico que ofrecen los mares y océanos en el sector de las energías limpias, el sector farmacéutico o la actividad minera para extraer materias primas procedentes de los fondos marinos, aunque Bruselas reconoce que ello requiere facilitar posibles inversiones en nuevos sistemas tecnológicos avanzados, por ejemplo de observación bajo el agua o manipulación a distancia, así como rebajar costes, reducir riesgos y fomentar la innovación.

El Ejecutivo comunitario ha publicado este miércoles el Libro Verde sobre el conocimiento del medio marino para lanzar una consulta pública, que estará abierta hasta el 15 de diciembre, a fin de recabar la opinión de los Gobiernos, expertos y partes interesadas, sobre cómo poner en marcha la iniciativa.