Actualizado 05/06/2009 20:27 CET

'Figuración, nuevas realidades' acerca a Valladolid pinturas contemporáneas en las que confluye lo aparente y lo real

VALLADOLID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La exposición 'Figuración, nuevas realidades', que se muestra en la sala municipal de exposiciones del Museo de Pasión de Valladolid desde hoy y hasta el 5 de julio, hará reflexionar sobre los límites de los que se preocupa la nueva figuración que se basan en la relación entre lo aparente y lo verdadero a través de más de 40 pinturas contemporáneas.

La muestra que corresponde a la colección de la Obra Social de Caja de Burgos, expondrá obras de arte contemporáneo de artistas como Antonio López, José Manuel Ballester, José Hernández, Guillermo Pérez Villalta, Amalia Avia, Jesús María Lazkano, Rafael Canogar, Matías Quetglas y Carmen Laffon, además de los dos artistas que recibieron los premios Castilla y León de las Artes Luis Sáez y José María González Cuasante.

Según señaló la directora de la Obra Social de Caja de Burgos, la colección de esta entidad, iniciada a finales de los años ochenta, cuenta entre sus "importantes" fondos con una amplia representación, más de 400 obras, de las más variadas corrientes, técnicas, soportes e inquietudes artísticas presentes tanto en el panorama español como en el internacional que se adquirieron teniendo "siempre" en cuenta la importancia de la cultura para la sociedad.

En concreto en 'Figuración, nuevas realidades' se podrán observar 41 piezas de la colección divididas en cuatro grupos realizados, según afirmó el comisario de la muestra, Javier del Campo, a partir de la "lectura" de sus expresiones.

El primero de estos grupos es 'Territorios', en el que se exponen espacios concretos, fragmentados y limitados; el segundo se titula 'Superposiciones'; el tercero 'Presencias' donde se detiene la figura humana y el cuarto y último, 'Confines' donde se acercará al público a un mundo "ilimitado" del nuevo realismo.

Del Campo explicó que estos cuatro ejes "fundamentales" servirán para guiar a los visitantes por las experiencias interiores de los artistas, que se plasman en sus obras, en las que "confluyen" los límites entre la apariencia --los mismos pensamientos-- y la realidad.

Por otro lado, la directora de la Obra Social afirmó que desde la entidad llevaron a cabo, hace unos días, un acuerdo con el Ayuntamiento de Valladolid para "ofrecer periódicamente" en la capital vallisoletana, además de la presente colección, otras muestras que realiza la Obra Social de Caja de Burgos en su sede social.