Los hombres prefieren jugar con los niños antes que planchar, limpiar o fregar

Actualizado 21/07/2010 16:06:11 CET

Los españoles contribuyen de forma "marginal" en casa pero trabajan más horas que el resto de europeos

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los hombres españoles, al igual que los italianos, "siguen contribuyendo de forma muy marginal" en el ámbito familiar en comparación con el resto de europeos y prefieren el cuidado de los niños a las tareas domesticas, puesto que, según explican los expertos, "la organización de las preferencias, de herencia patriarcal, hace que los hombres hagan actividades más 'divertidas', como jugar con los niños, en lugar de otras menos apetecibles, como planchar, limpiar o fregar"

Los responsables del informe 'Políticas de conciliación en España y sus efectos: un análisis de las desigualdades de género en el trabajo del hogar y el empleo' y profesores de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, Pablo Gracia y Daniela Bellani, han afirmado que "en España existe un nivel de desigualdad de género en el trabajo de hogar mucho más acentuado que en la mayoría de países de la Europa occidental", puesto que "su contribución relativa de los hombres sobre el total del trabajo familiar del hogar es más baja".

En cuanto al trabajo fuera del hogar, el estudio pone de manifiesto que los empleados españoles trabajan más horas en el empleo que sus vecinos con un total de 4,39 horas de media al día, una hora más que los belgas y alemanes y media hora más que sus vecinos franceses, ingleses y finlandeses. Sin embargo, ellos son los que dedican menos tiempo al trabajo familiar con 1,37 horas, junto con los italianos (1,35 horas). En Suecia, Bélgica, Francia y Alemania, donde la jornada laboral es más reducida y flexible, los hombres empleados contribuyen cerca de una hora diaria más al trabajo familiar que en España e Italia.

Por ello, en España, las mujeres jóvenes, cohabitando y con al menos un hijo dependiente, dedican tres veces más tiempo a las tareas domésticas que los hombres (ellos dedican 94 minutos diarios a esta actividad; ellas 287). Por su parte, en el resto de países analizados la ratio se mueve entre el doble de trabajo y un valor de 1,5, que significa que ellas hacen un 50 por ciento más de trabajo familiar que ellos. En esta franja se encuentran, de menos igualitarios a más, Francia (1,9), Inglaterra (1,9), Alemania (1,9), Bélgica (1,8), Finlandia (1,6) y Suecia (1,5).

INTEGRACIÓN LABORAL FEMENINA DEL 55%

Por otro lado, el estudio se refiere a la integración laboral femenina y recuerda que en la cumbre de Lisboa de 2000 los países miembros de la Unión Europea se propusieron alcanzar un 60 por ciento de empleo femenino. Sin embargo, en 2008, la ratio de ocupación femenina en España era de un 55 por ciento, por encima de la de Italia y Grecia, pero "claramente por debajo de la mayoría de países de la Europa continental", como Portugal (62 por ciento), Alemania (65 por ciento), Francia (60 por ciento) y Holanda (71 por ciento).

Por su parte, los países escandinavos tienen una ratio cercana al 80 por ciento, mientras que en el Reino Unido la tasa se aproxima al 70 por ciento. Además, este estudio refleja que "si se centra en las mujeres con uno o más niños con menos de 16 años, las diferencias entre España y sus vecinos aumentan". De esta forma, los responsables del texto han concluido que "la política social en España ha fracasado para reincorporar en el empleo a las mujeres con hijos".

Por último, el trabajo propone diversas políticas familiares de género, entre las que destacan las políticas activas de empleo femenino y la conciliación, así como "políticas transversales que ayuden a incrementar sustancialmente el gasto público entre familias".

Para leer más