Actualizado 12/06/2007 21:30 CET

Obra Social La Caixa otorga una ayuda de 18.000 euros a dos proyectos riojanos sobre voluntariado en Alzheimer

LOGROÑO, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Familiares de Alzheimer de La Rioja y la Asociación para la Demencia del Alzheimer de Alfaro han sido seleccionadas por la Obra Social de La Caixa, dentro de la Convocatoria de Ayudas al Fomento del Voluntariado 2006, por lo que recibirán una ayuda de 10.000 y 8.000 euros, respectivamente.

Según informó hoy la entidad en un comunicado, la primera impulsará el funcionamiento de un programa de promoción y captación de voluntariado para familias y enfermos de Alzheimer, que pretende ser la respuesta a parte de los problemas que desbordan los ámbitos sociosanitarios, profesionales especializados y familiares.

La segunda, por su parte, se destinará al proyecto 'Aprender para ayudar' que consiste en formar a los voluntarios, dotarles de estrategias y conocimientos que les sirvan en su labor, a la vez que se potencia la convivencia, y el intercambio de experiencias, además del relax y la tranquilidad que propicia la estancia conjunta en un balneario. Es una práctica piloto, totalmente novedosa en España.

La Asociación de Familiares de Alzheimer de La Rioja impulsa el funcionamiento de un programa de promoción y captación de voluntariado para familias y enfermos de Alzheimer que pretende ser la respuesta a parte de la problemática que claramente desborda los ámbitos sociosanitarios, profesionales especializados y familiares.

La iniciativa persigue como finalidad última crear nuevas oportunidades y posibilidades que ayuden a los enfermos y sus cuidadores a superar las dificultades en que se encuentran inmersos.

Para ello, el proyecto ayudará a crear una red de voluntariado especializado que permita atender a la creciente demanda del cada vez mayor colectivo de familias con enfermos con demencia.

Finalmente, también dotará a los voluntarios de los recursos, habilidades y apoyos necesarios para que sean capaces de generar mejoras en el manejo y funcionamiento de los enfermos y sus familias.

En 1993 se constituyó la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de La Rioja con el objetivo de ofrecer una atención psicosocial a los enfermos y a sus familias, siempre con el fin de mejorar la calidad de vida de estos, minimizando las posibles consecuencias negativas que la problemática asociada a esta enfermedad ocasiona el propio enfermo y a sus familiares, en especial al cuidador principal, y ofreciendo el apoyo necesario a la familia. La Obra Social de La Caixa colabora con esta entidad con una ayuda de 10.000 euros.

La Asociación para la Demencia de Alzheimer de Alfaro impulsa el proyecto 'Aprender para ayudar'. El proyecto consiste en formar a los voluntarios, dotarles de estrategias y conocimientos que les sirvan en su labor voluntaria, a la vez que se potencia la convivencia, y el intercambio de experiencias, además del relax y la tranquilidad que propicia la estancia conjunta en un balneario. Es una práctica piloto, totalmente novedosa en España.

Además, la convivencia y el diálogo con otro voluntario, en un entorno ajeno a la entidad, puede favorecer el aprendizaje los unos de los otros. Los voluntarios están acostumbrados a verse una vez al mes en la reunión y compartir con otro compañero, generalmente el mismo, el día de la actividad. Estrechar relación con el resto puede ser importante y gratificante.

Por esto, realizar la formación en un balneario parece una opción acertada, para que renueven energías, aprendan y se conozcan mejor. La Asociación para le Demencia de Alzheimer de Alfaro nació en 1997 con el objetivo de prestar asistencia psicológica y moral a los familiares, así como asesorarles en temas legales, sociales y económicos. La Obra Social 'la Caixa' colabora con esta entidad con una ayuda de 8.000 euros.

La Obra Social 'La Caixa' ha seleccionado y dotado con tres millones de euros a 219 proyectos presentados por entidades sociales de todo el país que cuentan con grupos de voluntarios para llevar a cabo sus programas. Actualmente se estima que en España existen más de un millón de personas voluntarias colaborando en más de 37.000 organizaciones sociales, de las cuales más de un 60 por ciento funcionan únicamente con voluntarios. Un voluntariado social que crece un 7 por ciento anual y que constituye la mejor expresión de la solidaridad ciudadana con las personas de nuestra sociedad que sufren necesidad.

Las iniciativas seleccionadas en la Convocatoria de Fomento del Voluntariado han recibido una ayuda económica de tres millones de euros con el objetivo de fomentar este movimiento solidario de participación ciudadana y de apoyar a las entidades privadas sin ánimo de lucro que las impulsan.

El objetivo mayoritario de estos proyectos es potenciar el desarrollo interno y el crecimiento organizativo de las entidades sociales que cuentan con voluntarios para su funcionamiento cotidiano. Unas entidades que han evolucionado en los últimos años perfeccionando sus programas con el objetivo de proporcionar una mejor atención a los beneficiarios, lo que le ha llevado a tener una importancia creciente en el bienestar de muchos sectores de población.

MÁS VOLUNTARIOS Y MEJOR GESTIONADOS.

Los proyectos que han resultado seleccionados en la Convocatoria de Fomento del Voluntariado se centran en dar respuesta a las necesidades de las entidades sociales que trabajan con voluntariado, con una doble línea de actuación: promocionar la sensibilización, acogida e integración de personas voluntarias en las entidades sociales; y la mejora de la gestión y coordinación de los grupos de voluntariado. Las iniciativas persiguen, en definitiva, aumentar el número de voluntarios con la creación y puesta en marcha de programas de captación y formación; aumentar el impacto social de sus acciones convirtiéndolos en agentes de transformación; mejorar la capacidad de adaptación de las entidades a los cambios del entorno; y mejorar su funcionamiento a través de la capacitación profesional de sus trabajadores y sus voluntarios.

Los 219 proyectos seleccionados por la Obra Social 'la Caixa' se reparten por las diferentes comunidades autónomas de la siguiente forma: Andalucía (52), Cataluña (38), Comunidad Valenciana (21), Comunidad de Madrid (20), Galicia (13), Extremadura (11), Castilla y León (10), Aragón (8), Murcia (8), Islas Canarias (7), Castilla la Mancha (7), País Vasco (7), Asturias (5), Islas Baleares (4), Navarra (4), Cantabria (2), y La Rioja (2).