Actualizado 15/04/2009 21:07 CET

Reino Unido selecciona 11 nuevos emplazamientos en Inglaterra y Gales donde construir nuevas centrales nucleares

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Reino Unido publicó hoy una lista de once emplazamientos en Inglaterra y Gales donde se podrían construir nuevas centrales nucleares que habrían sido propuestos por las empresas interesadas en levantar tales instalaciones. Con la publicación de este listado el Ejecutivo da así su apoyo inicial a estas localizaciones.

Así, ahora comenzará un periodo de información pública de un mes de duración, puesto que el Gobierno pretende que el primero de estos nuevos reactores esté en funcionamiento en 2018. De los lugares propuestos, nueve ya habían albergado previamente reactores nucleares y otros dos están cerca de la central de Sellafield en Cumbria.

El nuevo mapa nuclear británico no incluye nuevas instalaciones ni en Escocia, donde su gobierno se opone a la construcción de nuevos reactores, ni en Irlanda del Norte, ya que en ambos casos las competencias sobre los asuntos nucleares están transferidas.

En ese sentido, el secretario (ministro) de Energía y Clima, Ed Miliband aseguró hoy que este es "otro paso importante hacia una nueva generación de centrales nucleares" y subrayó que quiere escuchar lo que la gente tenga que decir sobre estas propuestas, por lo que animó a los ciudadanos a visitar la página de Internet del departamento y a que dejen en ella sus comentarios.

Según se informó, los lugares fueron propuestos por las compañías EDF, E.On y RWE, y por la Agencia para el Desmantelamiento Nuclear (NDA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, varios grupos ecologistas están en desacuerdo con la 'necesidad' británica de un renacimiento nuclear. En ese sentido, según informó la BBC, el portavoz de la campaña nuclear de Greenpeace, Nathan Argent, considera que el Gobierno debe hacer los esfuerzos necesarios para lograr una economía baja en carbono. "Creemos que la (energía) nuclear no tiene un papel que jugar en ese asunto, de hecho es un gran obstáculo", sentenció.

Además, aseguró que Greenpeace seguirá presionando al Gobierno para que apueste por las energías renovables y que asegure un programa de desarrollo de energías eficientes que por otra parte tienen un mayor potencial de creación de puestos de trabajo.

Después de este mes de información pública, el Gobierno publicará a finales de verano o principios del otoño el plan nuclear del Estado, que debería estar concluido el próximo año.

Las empresas que persiguen nuevas instalaciones tendrán aún que realizar sus planes mediante un proceso de aplicación dirigido por la Comisión de Planificación de Infraestructuras, una nueva agencia gubernamental que comenzará a operar a finales de este mismo año. Según la industria británica el número de nuevas instalaciones nucleares que deberían ser construidas en un primer tramo no debería ser sustancialmente menor a once.