Publicado 24/11/2022 17:53

Seis streamers denuncian el "machismo" en los videojuegos visibilizando el día a día de las creadoras de contenido

Movistar ha vuelto a colaborar con la iniciativa internacional '#MyGameMyName'
Movistar ha vuelto a colaborar con la iniciativa internacional '#MyGameMyName' - MOVISTAR

   MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Movistar ha vuelto a colaborar con la iniciativa internacional '#MyGameMyName' para denunciar el "tratamiento machista" en la industria del gaming, llevando a cabo un segundo experimento para visibilizar cómo es el día a día de las mujeres que juegan a videojuegos, y poder analizar si ha habido un cambio de comportamiento en estos años.

   En esta iniciativa, seis reconocidas streamers (Jen Herranz, Gemita, Mery Soldier, Leviathan, Laurita Chicle y Sugus Susana) ponen voz a este problema virtual bajo el lema 'Cambia las reglas del juego'. La campaña muestra también el experimento realizado por creadores de contenidos, streamers y pro players que cambian sus nicks por nicks femeninos para "comprobar los insultos y comentarios inapropiados que reciben las chicas cuando juegan a videojuegos online".

   Coincidiendo con la próxima celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer el 25 de noviembre, Movistar ha presentado la segunda entrega de este proyecto, que busca concienciar a los jóvenes sobre "la importancia del respeto y de la eliminación de los prejuicios que pueden tener ante una jugadora por el simple hecho de ser mujer".

   La campaña pretende poner fin a las agresiones verbales hacia las mujeres a través de las herramientas sociales tanto en los videojuegos, como en su vertiente profesional, los eSports, así como transmitir los valores de igualdad del deporte y el uso responsable en la tecnología.

   La iniciativa refleja que cada vez son más las mujeres que "dan la cara" en el mundo de los videojuegos, tanto jugadoras como profesionales, "aun sabiendo que se exponen a comentarios machistas y discriminatorios". Para evitar este tipo de situaciones, muchas de ellas prefieren 'ocultarse' tras un perfil anónimo, neutro o directamente jugar en comunidades con gente que conocen y donde se sienten más cómodas.

   Según datos de Fundación FAD Juventud, los videojuegos continúan siendo un sector bastante masculinizado: entre los hombres jóvenes, el 95,4% juega a videojuegos, mientras que, entre las mujeres, las videojugadoras alcanzan el 78,4%. Más de la mitad de ellos juega diariamente, frente a únicamente 1 de cada 5 chicas.

   'My Game My Name' es una campaña internacional impulsada inicialmente por la organización Wonder Women Tech (WWT), cuya misión es resaltar, empoderar y educar a las personas con poca representación en las industrias STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas por sus siglas en inglés), entre ellas las mujeres, con el objetivo de obtener una mayor presencia de estos colectivos en estos ámbitos. La campaña tiene por objetivo crear conciencia del problema al que se enfrentan las mujeres cuando juegan a videojuegos 'online' sufriendo toda clase de discriminación e insultos.

   El 8M de 2019, impulsada por Movistar, se lanzó en España y Latam la primera edición, que contó con la participación de reconocidos streamers y pro players.

Contador

Más información