Científicos y ayuntamientos andaluces apoyan la campaña de la Junta para una iluminación navideña sostenible

Actualizado 26/12/2011 12:36:03 CET
Actualizado 26/12/2011 12:36:03 CET

Científicos y ayuntamientos andaluces apoyan la campaña de la Junta para una iluminación navideña sostenible

RSC

Iluminación Navideña En Madrid
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE MADRID

SEVILLA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Campaña '¿Cómo iluminas tu Navidad?' para hacer más sostenible la iluminación en los núcleos urbanos durante estas fiestas navideñas, puesta en marcha por la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno andaluz, a través de la Dirección General de Cambio Climático y Medio Ambiente Urbano, y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), está recibiendo apoyos por parte de científicos y astrónomos, así como de ayuntamientos de la comunidad, que "aplauden" y están aplicando las medidas y consejos dado por la Administración andaluza para ser "más eficiente energética y económicamente".

Aunque la campaña aún está en marcha y a la espera del pertinente balance de la misma, son "muchos" los municipios andaluces "de todos los colores políticos" los que han trasladado a la Dirección General de Cambio Climático, que ostenta José Fiscal, el apoyo a la iniciativa, así como la decisión municipal de aplicar las medidas correctoras en la iluminación navideña para ahorra en energía, en costes económicos y reducir la contaminación lumínica, que por estas fechas aumenta debido al incremento de luz en los centros urbanos, según han señalado a Europa Press fuentes del departamento que dirige José Juan Díaz Trillo.

La campaña '¿Cómo iluminas tu Navidad?' ofrece a los regidores municipales un decálogo para un alumbrado navideño más sostenible. Así, solicita a los ayuntamientos ajustar el horario de encendido del

alumbrado a las horas de mayor tránsito de personas; reducir el número de días de encendido, recomendando no encenderlo antes del mes de diciembre y apagarlo el seis de enero; disminuir al mínimo posible la potencia y flujo luminoso instalados, pues el objeto de la iluminación es que "se vea el punto de luz y no iluminar la calle".

Otras recomendaciones son no superar, en ningún caso, los valores

límite de potencia máxima instalado; no usar, salvo en el caso de iluminaciones que aprovechen materiales existentes, "lámparas incandescentes"; instalar protecciones tipo pantalla superior en luces compactas o dotar el cable de suspensión de una banda de

apantallamiento; considerar el empleo de elementos decorativos tradicionales sin iluminación; y el uso de lámparas rojizas o amarillas, que disminuyen "notablemente" el alcance de la contaminación lumínica.

Según las mismas fuentes, las noticias que está recibiendo por parte de los municipios es que "están adoptando las medidas, así como vendiendo la campaña". Estas recomendaciones se basan, según han recordado, en criterios de eficiencia energética y de ahorro económico.

Además, han apuntado que esta campaña va destinada, teniendo en cuenta los momentos de crisis actuales, también al ahorro económico. Han reiterado que buscan "eficiencia energética, para que las emisiones sean lo más exiguas posible a la atmósfera; así como la reducción de la contaminación lumínica que ya de por si supone el alumbrado general de los núcleos urbanos.

En este sentido, ha recordado que estos tres fines ya se recogen en el Reglamento contra la Contaminación Lumínica de la Junta y que en primavera también se puso en marcha una campaña para ahorrar energía en la iluminación de las fiestas, aplicada, entre otras, en la Feria de Abril de Sevilla.

RESPALDO CIENTÍFICO

Por otro lado, las fuentes de la Consejería han informado de que científicos y astrónomos también han mostrado su apoyo a la campaña.

Así, el director del Centro Astronómico Hispano Alemán (CAHA), más conocido como Observatorio de Calar Alto, David Barrado Navascués, recuerda en una carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, que junto, a otras entidades científicas y profesionales de Andalucía, viene colaborando en materia de contaminación lumínica con la Consejería desde hace años dentro de unos parámetros científico-técnicos "rigurosos" que hasta ahora se están incorporando a la acción de la Junta "de manera muy satisfactoria".

Igualmente, Barrado Navascués reconoce que un problema medioambiental como la contaminación lumínica posee una componente "enorme" de carácter cultural, por lo que para mejorar en este campo es "necesaria una acción eficaz" de difusión y divulgación, un aspecto que ha ocupado un lugar central en la colaboración de diversas entidades, el Observatorio de Calar Alto, situado de la Sierra de Filabres. Por último, espera que exista concienciación social sobre la protección del medio natural nocturno, que "va mucho más allá de la investigación astronómica por sus implicaciones culturales, económicas y de desarrollo".

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Astronomía (SEA), Emilio Alfaro Navarro, resalta en una carta que la protección del paisaje natural y de sus ecosistemas, así como del bienestar y de la salud de la población es "perfectamente" compatible con la tradición y además supone un ahorro de energía, lo que "no viene nada mal a nadie dados los tiempos que corren". Los criterios que se reflejan en la campaña navideña de la Junta son principalmente técnicos y desde la SEA los consideramos "adecuados y coherentes" con iniciativas internacionales más amplias sobre como abordar el problema de la contaminación lumínica a nivel global, ha indicado en la misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press.

"La protección del cielo no es el capricho de unos pocos iluminados, ya que el cielo es un patrimonio cultural y económico de gran presente y mayor futuro, que puede y debe tener una gran incidencia en el desarrollo de una comunidad autonómica como Andalucía, con problemas endémicos de empleo y desarrollo", ha asegurado, al tiempo que apunta que el aprovechamiento científico y turístico de este recurso natural revierte en el tejido empresarial y tecnológico de nuestro entorno, a la vez que sitúa a Andalucía en el mapa científico internacional.

Desde la Estación Biológica Doñana, organismo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el vicedirector científico, Juan José Negro Balmaseda, indica en una misiva que la emisión de luz hacia el cielo procedente de una incorrecta iluminación supone "un caro despilfarro con importantes consecuencias ambientales", al tiempo que añade que "las ciudades y pueblos españoles gastan en la actualidad el doble de energía que los núcleos de población alemanes para iluminar sus calles; así como que somos uno de los países del mundo que más electricidad consume en iluminación de viario por habitante".

Negro Balmaseda, en la carta, recogida por Europa Press, valora la campaña para combatir la contaminación lumínica de la Junta. De otro lado, informa de que la Estación Biológica de Doñana participa en diversos estudios sobre el cambio climático y ha iniciado recientemente trabajos sobre los efectos de la contaminación lumínica en los seres vivos. "Doñana es un icono de la conservación de la biodiversidad en Europa, pero ello no impide que los halos de luz de las principales ciudades del entorno sean bien visibles desde el centro del espacio protegido y puedan provocar ya un significativo impacto en el ecosistema", advierte.

A juicio del vicedirector científico de la Estación Biológica de Doñana, la contaminación lumínica supone un derroche de energía eléctrica que "bien pudiera utilizarse para otros fines", una pérdida de la posibilidad de observar el cielo nocturno sin interferencias y un problema ambiental que afecta a numerosas especies entre las que se encuentra el ser humano.