Publicado 01/06/2018 22:40CET

La Junta valora los premios Porc d'Or Ibérico como un aliciente para un sector que aporta 500 millones en Andalucía

Rodrigo Sánchez Haro, durante la entrega de los premios Porc d'Or Ibérico
JUNTA DE ANDALUCÍA

CÓRDOBA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha valorado los premios Porc d'Or Ibérico como un "aliciente" para un sector que aporta 500 millones de euros a la economía andaluza.

Así lo ha puesto de relieve en Córdoba, durante la gala de entrega de los 30º galardones de la segunda edición de este certamen organizado por el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), adscrito a la Generalitat de Cataluña, y que reconoce los resultados productivos de las explotaciones españolas de porcino.

Sánchez Haro ha destacado el peso "estratégico" de Andalucía en el sector. No en vano, con 950.000 animales, se erige en la segunda comunidad autónoma en censo de porcino ibérico y en la quinta en porcino precoz (con 1,7 millones de ejemplares). Se trata, como ha expuesto el consejero, del mayor exponente de la ganadería de la región y el que más valor genera. Absorbe, de hecho, el 31 por ciento de toda la producción y suma más de 500.000 jornales al empleo.

No obstante, el representante autonómico ha subrayado que en Andalucía predominan las explotaciones extensivas, ligadas a la dehesa y concentradas en las provincias de Huelva, Córdoba y Cádiz. Orientadas a producciones tradicionales y vinculadas a un modelo sostenible dan lugar, ha destacado, a alimentos de alto valor añadido amparados por figuras de calidad como las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) Los Pedroches y Jabugo.

Ante ello, el consejero ha considerado "interesante" que los premios contribuyan a motivar a los ganaderos de ambos sistemas productivos, con nominaciones expresas a las instalaciones extensivas. En este punto, Sánchez Haro ha recordado que el Gobierno autonómico trabaja en un Plan de Ganadería Extensiva de Andalucía con el objetivo de mejorar la viabilidad económica de las explotaciones y los subsectores y actividades asociadas.

Este compromiso se ve reforzado por la Ley de la Dehesa y un plan director para este agrosistema dotado con un presupuesto de 86 millones de euros sólo para los primeros años de ejecución (hasta 2021), inversión que se complementa con los 119 millones de euros que llegan anualmente a través de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) a los pastos y asociadas a la ganadería.