Actualizado 29/11/2021 15:34 CET

La Junta prevé una ocupación superior al 75% en el puente de diciembre sin "influencia" de la nueva variante ómnicrom

Varios turistas pasean por la calles de Málaga en una imagen de archivo
Varios turistas pasean por la calles de Málaga en una imagen de archivo - Álex Zea - Europa Press

MENGÍBAR (JAÉN), 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, no espera "que vaya a haber ninguna influencia" en el turismo durante el próximo puente de la Inmaculada y la Constitución, que se prevé "magnífico" en la comunidad con una ocupación que va "a superar ampliamente el 75 por ciento".

Así lo ha puesto de relieve este lunes en Mengíbar (Jaén), donde ha presentado la Red de Centros de Formación Profesional del Olivar, y a preguntas de los periodistas ante el posible efecto de la variante Ómnicrom, sobre la que ha precisado que "no hay ningún caso en Andalucía".

"Por lo tanto, no creo que vaya a haber ninguna influencia en este momento y de forma tan inmediata, mucho menos. Las previsiones son de una ocupación muy alta, que van a superar ampliamente el 75 por ciento de media en la comunidad autónoma y más en turismo interior, de la naturaleza", ha apuntado.

El también consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local ha expresado su convencimiento de que habrá "un magnífico puente" y "una magníficas navidades". A partir de ahí, se irá "viendo la evolución que va teniendo" Ómnicrom, pendientes también "de cómo responden las vacunas que se han ido inoculando en Andalucía y España".

Al hilo, ha destacado que el 92 por ciento de la población diana en Andalucía tiene la pauta completa y ya se está, además, con tercera dosis para mayores de 70 años y en los centros sociosanitarios; de modo que hay que "estar tranquilos" y "seguir haciendo lo que habitualmente hacemos".

"El turismo nacional responde de una forma espectacular siempre en Andalucía y también en Jaén. Con lo cual, creo que no a haber ninguna diferencia de las previsiones que teníamos, que son muy buenas, a lo que realmente después se va a producir, que creo que puede ser incluso mejor", ha señalado Marín.

Al respecto, ha agregado que en este tipo de situaciones la gente "busca mucho los espacios al aire libre", el turismo en la naturaleza y "disfrutar de otra forma de viajar, de descansar que no es la de, a lo mejor, grandes ciudades, mucho más masificadas".

SIN RESTRICCIONES EN RESTAURACIÓN

Por otro lado y cuestionado por posibles problemas en la restauración, con la generación del uso del interior de los establecimientos, el vicepresidente ha recordado que "no hay restricciones y, por lo tanto, no tiene que haber ningún tipo de repercusión".

En este sentido, ha aludido a la reunión que el viernes celebró el conocido como comité de expertos para incidir en "que de momento no hay ningún planteamiento de restricciones porque no hay ninguna alarma" y la "situación es de normalidad" y "hoy, incluso bajan los hospitalizados".

"Con lo cual, entiendo la alarma la precaución que todo el mundo quiera o pueda tener en este momento, pero afortunadamente en Andalucía no hay ningún positivo y, si lo hubiera, pues tenemos unos equipos sanitarios lo suficientemente preparados y cualificados para poder atender cualquier eventualidad", ha defendido el consejero, quien ha subrayado que no se está en las mismas condiciones que pueda estar Portugal o países de Centro Europa, como Austria, Bélgica o Alemania, "donde el índice ce vacunación ha sido menor".

Este escenario, a su juicio, está provocando que mucha gente que no se había vacunado, en Andalucía unas 512.000 personas, "se estén animando". "Porque es muy probable que el pasaporte covid, si finalmente el Gobierno de España así lo decide, que creo que debería hacer un esfuerzo, fuera una cuestión unánime dentro del país para poder acceder especialmente a espacios cerrados", ha manifestado.

VACUNARSE, "LA MEJOR HERRAMIENTA"

Así las cosas, el vicepresidente de la Junta ha reiterado un "mensaje de calma", al margen de estar "preparados y preocupados por que en cualquier situación pudiera hacer cambiar esta tranquilidad. Pero ni en el corto plazo se prevé algo parecido".

Ha hecho hincapié en la necesidad de "aprender a convivir con el covid", de forma que ha instado a respetar las normas y vacunarse como "la mejor herramienta para combatirlo". Cuestión que se demuestra en el hecho de que "el 75 por ciento de las personas que han entrad en estos últimos 15 días en las UCI son personas que no se han vacunado. En su opinión, no vacunarse "puede ser una opción personal" legítima, "pero es una irresponsabilidad" porque afecta a la salud y a la economía "de todos".