Covite vigilará que no haya "trato de favor" a los presos de ETA al aplicárseles el 'protocolo Marlaska'

Foto de archivo de Consuelo Ordóñez
COVITE - Archivo
Publicado 08/01/2019 15:24:20CET

Reclama al Gobierno que excarcele primero a los reclusos comunes para demostrar que no ha hecho el protocolo para favorecer a los de la banda

BILBAO, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Covite vigilará que no haya "trato de favor" a los presos de ETA al aplicárseles el denominado 'protocolo Marlaska', dirigido a facilitar la excarcelación de reclusos enfermos muy graves, afecciones incurables o en fase terminal. Además, ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez que excarcele primero a los presos comunes para demostrar que no ha hecho el protocolo para favorecer a los de la banda.

En un comunicado, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco ha explicado que ha pedido acceso al nuevo protocolo que el Ministerio del Interior ha puesto en marcha para permitir la excarcelación de reclusos con enfermedades muy graves con pronóstico incurable, y que podría permitir la puesta en libertad de una docena de presos de ETA enfermos.

Además, en una carta dirigida al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, la asociación ha solicitado también los datos de los reclusos de la banda a los que se les podría aplicar esta medida, así como un diagnóstico detallado de la enfermedad que padecen "para poder comprobar que se ajusta" a lo establecido.

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, ha advertido de que, de esta manera, verificará que "los criterios con los que aplican el protocolo a los presos de ETA son los mismos que se emplean con los presos comunes".

También ha recordado que "todos los etarras que fueron excarcelados por enfermedad muy grave con pronóstico incurable" en el pasado "superaron el tiempo de esperanza de vida que se les dio al salir de prisión", por lo que considera que los reclusos de la banda enfermos "han recibido hasta ahora un trato de favor", algo que califica de "inadmisible e indigno".

PRESOS ENFERMOS EXCARCELADOS

Covite ha hecho un listado de los presos de ETA excarcelados por enfermedades terminales, en los que incluye a Josu Retolaza, puesto en libertad el 14 de octubre de 1986 y que falleció a los siete meses, el 19 de mayo de 1987; Javier Gorostiza, excarcelado el 16 de julio de 1994, que falleció a los once meses, el 17 de junio de 1995; y Santiago Díaz Uriarte, en libertad el 27 de octubre de 1995 y que falleció el 25 de marzo de 1997, al año y cinco meses de su puesta en libertad.

También ha recordado a Esteban Esteban Nieto, en libertad el 7 de abril de 1994 y fallecido el 26 de septiembre de 1999, a los cuatro años y cinco meses; Kepa Miner, excarcelado el 2 de julio de 1999 y que murió a los cuatro años y nueve meses, el 26 de abril de 2004; y Mikel Ibáñez, puesto en libertad desde el 8 de agosto de 2008 y fallecido el 7 de abril de 2011.

Además, cita a Josu Uribetxeberria Bolinaga, en libertad desde el 16 de septiembre del 2012 y que falleció el 16 de enero de 2015 y, por último, se refiere al caso "más alarmante de todos", el de la exdirigente de ETA Belén González Peñalva, excarcelada en 2009 y que murió el 16 de noviembre de 2017.

En esta relación, Covite no ha incluido a los reclusos de la banda "que fueron puestos en libertad hace años por padecer una enfermedad terminal, pero que todavía no han fallecido".

POBLACIÓN RECLUSA

Ordóñez ha recordado que la población reclusa actual en España es de más de 58.000 presos, de los cuales aproximadamente 225 son de ETA. "No tenemos nada en contra de este protocolo, pero el Gobierno debe demostrar a las víctimas del terrorismo que no lo ha puesto en marcha para beneficiar exclusivamente a los presos de ETA", ha exigido.

A su juicio, "la única forma que tiene el Gobierno de probar que este protocolo se ha puesto en vigor por razones de estricta humanidad es aplicándolo primero a los miles de presos comunes que puedan acogerse a él, siendo los etarras los últimos en beneficiarse".

Contador