Gobierno Vasco propondrá en Europa una distribución compartida de refugiados según la población, desempleo y fiscalidad

Rueda de prensa de lide amilibia y jonan fernadez  del gobierno vasco
EUROPA PRESS
Publicado 19/09/2018 12:12:43CET

Destaca que se trata de una propuesta "abierta" de adhesión "voluntaria"

VITORIA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno Vasco presentará los próximos 9 y 10 de octubre en el Comité Europeo de las Regiones una propuesta dirigida a acordar un mecanismo "concreto" para que la distribución de la responsabilidad en la acogida de refugiados, migrantes en situación no regularizada y menores extranjeros no acompañados --menas-- sea "compartida" y se haga en función de los ingresos fiscales, la población y el índice de desempleo de cada de cada ámbito territorial.

En un desayuno informativo celebrado en Lehendakaritza, la viceconsejera de Políticas Sociales, Lide Amilibia; el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández; el director de Política Familiar y Diversidad, Ernesto Sainz; y la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monika Hernando, han presentado el contenido del documento que han elaborado para "adecuar" la estrategia del Ejecutivo a los "nuevos retos migratorios".

El Ejecutivo autonómico ha elaborado la propuesta 'share' (compartir) que consiste en acordar un mecanismo concreto para que la distribución de la responsabilidad en la acogida e integración "sea compartida". El Gobierno Vasco presentará esta propuesta en el Comité Europeo de las Regiones, cuya reunión tendrá lugar los próximos 9 y 10 de octubre en Bruselas.

Esta sugerencia del Gobierno Vasco basa esta fórmula en tres parámetros: los ingresos fiscales, con un peso del 50%; la población, con una incidencia del 30%; y el índice de desempleo, con un 20%.

"La aplicación de la clave 'share' se puede proyectar transversalmente sobre tres ámbitos temáticos: personas refugiadas, migrantes en situación no regularizada, y 'menas'; y sobre tres ámbitos territoriales: entre estados dentro de la UE, entre Comunidades autónomas en cada Estado, y entre municipios y comarcas dentro de cada Comunidad Autónoma", ha explicado Jonan Fernández.

Según Fernández "la novedad de esta propuesta es su carácter transversal; pero también lo será que diferentes gobiernos subestatales en Europa podamos trasladar a los Gobierno estatales y a las instituciones europeas nuestra predisposición a asumir este compromiso". "El mensaje que hay detrás de esta propuesta es 'Pedimos y ofrecemos un compromiso'", ha señalado.

Tras reconocer que el Gobierno vasco tiene "competencias limitadas" en esta materia, Fernández ha mostrado su disposición a "colaborar con quienes quieran elaborar una estrategia basada en los ideales europeos, en línea con quienes quieren acoger y trabajar por una integración de estas personas de manera regularizada". Además, ha destacado que se trata de una propuesta "abierta" y cree que "la solución a este problema está en compartir de forma voluntaria, con quien quiera".

PROPUESTAS AL GOBIERNO CENTRAL

El documento que ha elaborado el Ejecutivo autonómico también contempla una batería de propuestas "abiertas" dirigidas al Gobierno central y resto de agentes institucionales y sociales para definir una agenda de trabajo "compartida" para dar una respuesta "prioritaria" a la
inmigración regularizada, las personas refugiadas y solicitantes de asilo, los migrantes en situación no regularizada --y de vulnerabilidad--, y los menores y jóvenes extranjeros no acompañados --MENAs y JENAs--.

Fernández ha avanzado algunas de propuestas recogidas dirigidas a la Unión Europea como una propuesta para liderar la lucha contra la pobreza y la desigualdad en los países de procedencia de los migrantes o establecer un estándar europeo de procedimiento rápido de asilo, "aprovechando buenas prácticas como por ejemplo el caso de Holanda".

Entre las propuestas dirigidas al Gobierno central destaca una iniciativa para reforzar los recursos consulares y el acceso a visados de residencia, trabajo y estudios en países de procedencia de migrantes o la modificación del artículo 31 de la Ley de Asilo 12/2009 para promover la participación de los Gobiernos Autonómicos en los procesos de acogida e integración de personas refugiadas.

También plantea una propuesta para promover acuerdos con los países de procedencia de los 'menas' en formación profesional, proyectos de cooperación, o programas de retorno a la familia.

En este sentido, Amilibia ha avanzado que el próximo mes de noviembre el Gobierno Vasco va a poner en marcha, junto a diferentes entidades sociales, un programa con 250 plazas para jóvenes extranjeros no acompañados --JENAs-- con los que trabajar su incorporación al mercado de trabajo, a través de un formación "completa" de dos años.

"Es un colectivo muy vulnerable porque una vez cumplidos los 18 años, salen de la protección de los centros gestionados por las diputaciones forales, y en muchos casos, se quedan bastante desprotegidos", ha explicado antes de subrayar que han detectado una necesidad "imperiosa" de trabajar el ámbito sociolaboral con estas personas.

CENTRO DE OÑATI

En la rueda de prensa, los responsables del Ejecutivo también han avanzado que el centro de primera acogida para solicitantes de protección internacional de Euskadi, que estará ubicado en Oñati (Gipuzkoa), se pondrá en marcha antes de que finalice este mes de septiembre con una "capacidad inicial" para 100 personas, "con margen de ampliación". El plazo medio de estancia es de tres meses aunque por criterios técnicos puede verse "muy reducido o ampliado".

Asimismo, han recordado que las distintas instituciones en colaboración con Cruz Roja Euskadi han atendido este verano a alrededor de 3.200 personas migrantes en tránsito en su paso por Euskadi hacia el norte de Europa, que han realizado 5.700 pernoctaciones.

Amilibia ha destacado el "esfuerzo" realizado este verano por las instituciones vascas señalando que han dado una respuesta "rápida y adecuada" a las necesidades.

Según ha explicado, en las últimas semanas las llegadas han descendido y hay dispositivos que no han recibido a ninguna persona, principalmente en San Sebastián e Irún, mientras que en Bilbao han detectado un "repunte" en las llegadas.

La viceconsejera ha informado que los dispositivos de acogida temporal de emergencia con los que cuenta Euskadi --ubicados en Bilbao, Vitoria, San Sebastián e Irún-- van a seguir abiertos "a la espera de que este fenómeno excepcional que se ha vivido este verano, por erecto de la climatología y mareas del invierno, la llegada se rebaje o desaparezca". Pero ha precisado que en septiembre se mantendrán abiertos y en octubre se evaluará el nivel de llegadas.

Preguntada por las personas que calculan que se quedarían en Euskadi, Amilibia ha recordado que desde el comienzo, el Gobierno vasco ha barajado que las personas que se querrían quedar está entre un 3 y5% pero cree que cuando pase esta llegada "extraordinario" deberán analizar cuántos son los que finalmente se han quedado y "actuar en consecuencia" con programas ya en marcha o "ideando una respuesta concreta".

UN PACTO SOCIAL VASCO

En Euskadi, el Gobierno Vasco ha avanzado que el documento elaborado plantea trabajar para "promover una inmigración regularizada"; "procurar una respuesta adecuada a las personas refugiadas", "articular los recursos necesarios para responder solidaria y humanitariamente a la llegada no regulada de migrantes"; "Coordinar y optimizar las respuestas de acogida e integración a las personas migrantes, con especial atención a los 'menas' y 'jenas'", y el impulso del Pacto Social Vasco para la Migración.

Según han explicado, el objetivo de este pacto social es "alinear a todas las personas demócratas vascas en favor de una pedagogía de acogida e integración basada en la solidaridad y la corresponsabilidad". También quiere "hacer frente a los discursos tóxicos, ya sean populistas o xenófobos, y a la propagación de rumores antiinmigración".