Imputado un conductor en Badajoz que triplicaba la tasa de alcohol

Actualizado 21/07/2014 10:23:21 CET

BADAJOZ, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Local de Badajoz ha imputado a un joven de 27 años por conducción "temeraria" cuando circulaba por la capital pacense triplicando la tasa de alcohol permitidas.

   Los hechos han tenido lugar a las 04,30 horas de la madrugada del pasado sábado al domingo, cuando una dotación policial estuvo "a punto" de colisionar contra un turismo de la marca Skoda Fabia que circulaba por la Ronda del Pilar en Badajoz, el cual realizó un cambio de dirección hacia la avenida de Europa a "gran velocidad", derrapando y efectuando una maniobra "evasiva" para no colisionar con el vehículo policial.

   Por este motivo, ha explicado la Policía Local de Badajoz en nota de prensa, se procedió a darle el alto mediante señales acústicas y luminosas, pero el conducto hizo "caso omiso" a estas indicaciones.

   Posteriormente, este conductor no respetó el siguiente semáforo situado en la avenida de Fernando Calzadillas con la calle Enrique Segura Otaño, y se adentró en la zona del parking del Corte Inglés, lugar donde intentó abandonar el vehículo y salir corriendo a pie, momento que fue detenido por los agentes policiales.

   En las pertinentes pruebas de alcoholemia, arrojó un resultado que multiplicaba por más de tres las tasas permitidas. De esta forma, fue trasladado a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, donde se instruyeron otras causas pendientes con el reseñado conductor, cuyas iniciales corresponden a V.G.I, el cual pasará a disposición judicial durante este lunes.

DENUNCIAS A ESTABLECIMIENTOS PÚBLICOS

   Además, durante la noche del pasado sábado se denunció a dos discotecas situadas en la carretera de Olivenza, por no respetar el horario de cierre establecido.

   Asimismo, agentes policiales intervinieron este pasado domingo un total de 91 prendas de diversas marcas y se denunció al portador de dichas prendas por carecer de todo tipo de documentación acreditativa de las mismas.

   También se intervino siete cajas de frutas con un total de 52 kilos. La mercancía será supervisada por los servicios veterinarios, los cuales determinarán si la fruta se destruye o en caso contrario será enviada a los comedores sociales de esta capital.