Actualizado 28/06/2010 21:49 CET

Siderúrgica Balboa informa que no hay acuerdo sobre el ERE y lo lamenta

Explica que su última propuesta incluye un ERE de extinción para 200 trabajadores y un ERE suspensivo para el resto

JEREZ DE LOS CABALLEROS (BADAJOZ), 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La dirección de Siderúrgica Balboa lamentó hoy que haya finalizado el periodo de consulta del Expediente de Regulación de Empleo que presentó en mayo "sin acuerdo" con el comité de empresa.

En un comunicado de prensa, afirmó que la empresa "ha intentado, en todo momento, acercar posturas, siempre partiendo de la necesidad de extinguir contratos para garantizar el mantenimiento de la empresa y del resto de la plantilla".

"En su buena voluntad de diálogo rebajó el ERE extintivo de 237 a 151 sin que hubiera, por parte del Comité de Empresa, propósito de alcanzar una solución ya que a pesar de la cesión presentaron un calendario de huelga que hicieron efectivo el 18 de junio". Sin embargo, las siguientes convocatorias de huelga se aplazaron por la mediación de la Dirección General de Trabajo que reunió a ambas partes para acercar posiciones, añadió.

Así mismo, explicó que su última propuesta planteada hoy en una reunión celebrada en Jerez de los Caballeros contempla "un ERE de extinción para 200 trabajadores de los que 90 se harían efectivos a 30 de junio y un ERE suspensivo para el resto de la plantilla por un periodo de seis meses".

"En este periodo y, según las condiciones del mercado, se harían efectivos la extinción de 35 empleos más en septiembre y de 75 en diciembre", agregó.

La dirección de la empresa explicó que "la brutal caída del mercado de acero corrugado, de un consumo superior a los 6 millones de toneladas en el 2007 se ha pasado a un consumo que no superará los 2,5 millones de toneladas este año ha provocado que Siderúrgica Balboa cerrara el año pasado dos de sus instalaciones (una acería y un tren de laminación) en la que trabajaban 370 personas".

Esta situación, añadió, hace "necesario" que la empresa tenga que "ajustar la plantilla a los niveles de producción y venta del mercado con el fin de mantener la viabilidad de la planta y la del resto de puestos de trabajo".