Actualizado 08/05/2008 19:14:28 +00:00 CET

Rural.- PSdeG y BNG creen muy improbable que la UE concediese al kiwi gallego una IGP

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

PSdeG y BNG rechazaron hoy una propuesta del PP para reclamar la concesión al kiwi gallego de una Indicación Geográfica Protegida (IGP) por entender que sería muy improbable que la Unión Europea (UE) la concediese y por considerar que sería generar falsas expectativas en el sector.

El diputado 'popular' César Pérez Ares defendió esta iniciativa en comisión parlamentaria e incluso agasajó con una bandeja de cuatro kiwis a todos los presentes en la misma, además de destacar las propiedades terapeúticas de un producto que se da con gran calidad en la comarca pontevedresa del Baixo Miño, de donde es natural.

Sin embargo, la nacionalista Tareixa Paz, aún reconociendo "la buena intención" de la propuesta, señaló que sería "casi imposible" que se le concediese la IGP y votar a favor de esta iniciativa sería "jugar con la ilusión de los productores".

Así, expuso que el kiwi de esta zona "no cumple" los requisitos que la institución comunitaria requiere para darle esta distinción, pues "no es originario de Galicia, no cuenta con una cualidad determinada que se pueda asociar a esta comunidad y no se produce exclusivamente en esta autonomía". Añadió que otras medidas pueden ser mejores "para poner en valor la potencialidad de este producto".

Por su parte, la socialista Marisol Soneira indicó con complicidad hacia César Pérez Ares que quiso someter a la comisión "al chantaje emocional" al obsequiarle con los kiwis, pero coincidió con Tareixa Paz en que "casi con total certeza" el resultado de la petición sería "negativo".

FALTA CONCIENCIA EN EL SECTOR.

Soneira incluso recordó que entre los productores gallegos del kiwi "no hay una toma de conciencia de sector", por lo que apuntó que "en el improbable caso" de que le concediese la Indicación Geográfica Protegida, "estaría llamada al fracaso".

El autor de la iniciativa, a pesar del rechazo, agradeció el tono de las portavoces del PSdeG y del BNG y recordó que el municipio pontevedrés de Tomiño concentra "el 45 por ciento de la producción de kiwi en Galicia" por sus especiales condiciones climáticas, que extendió a la zona do Baixo Miño, y celebró que un cultivo que nació con incertidumbres tenga ya una historia de 30 años y haya demostrado que es "un éxito".