Unas 5.000 personas se manifiestan en Santiago "contra la privatización de los servicios públicos"

Actualizado 25/04/2010 16:23:59 CET

Vázquez (BNG) exige a la Xunta "el mantenimiento y la mejora" de las prestaciones, mientras Suso Seixo (CIG) pide una reforma fiscal

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Unas 5.000 personas se manifestaron hoy en Santiago de Compostela para protestar por la "privatización de los servicios públicos" que consideran que está llevando adelante el Gobierno de la Xunta de Galicia, presidido por el 'popular' Alberto Núñez Feijóo.

Bajo en lema 'Contra la privatización. En defensa de los servicios públicos', la marcha partió sobre las 12.30 horas de la Alameda compostelana, entonando consignas como 'No, no, no, a la privatización', 'Lo público es servicio; lo privado, beneficio' y 'El privatizar es precarizar'.

La manifestación estuvo encabezada por representantes de las organizaciones políticas y sindicales convocantes: el Bloque Nacionalista Galego (BNG), Esquerda Unida-Izquierda Unida (EU-IU), Confederación Intersindical Galega (CIG), Sindicato Labrego Galego (SLG), Federación Rural Galega (FRUGA) y Nova Escola Galega (NEG).

Asimismo, asistieron colectivos como la Plataforma en Defensa dos Servicios Sociais Públicos, miembros de parques de bomberos de Galicia y del servicio de Correos de la comunidad y juventudes del BNG, entre otros.

OPOSICIÓN SOCIAL

"Estamos en esta movilización para decirle al PP que la línea que lleva contará con mucha oposición social. Desde luego con la nuestra, por supuesto", aseveró el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, en declaraciones a los medios de comunicación minutos antes de comenzar la marcha.

Por su parte, el secretario xeral de la CIG, Suso Seixo, censuró la política de "recortes sociales" que, a su juicio, guía la acción del Ejecutivo 'popular', frente a lo que recomendó una reforma fiscal para paliar el déficit estatal que incluya un aumento de los gravámenes para las rentas más altas.

Esta movilización se produce tan sólo dos días después de que la conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, anunciase un recorte presupuestario de 200 millones de euros, de los que 75 corresponden a gasto corriente de las consellerías de Sanidade, Educación y Traballo e Benestar.

Al respecto, tanto Guillerme Vázquez como Suso Seixo coincidieron en destacar que, en momentos de crisis, "lo que hay que hacer es conservar y mejorar" los servicios sociales, ya que "es la única posibilidad" para que todos los ciudadanos cuenten con prestaciones "en plano de igualdad", subrayó el portavoz de los nacionalistas.

CRÍTICAS AL PPdeG

La marcha recorrió varias calles del centro de Compostela al grito de consignas en defensa de la sanidad, la educación y los servicios públicos, tanto en los núcleos urbanos como en el rural, así como con críticas al Gobierno del PP.

De hecho, algunas de las frases más repetidas fueron dedicadas a los 'populares' gallegos, como '¿La culpa de quién es? De los que votan al PP', 'Ilegalizar al Partido Popular' y 'Con este Gobierno, vamos de culo'.

En el punto de llegada de la marcha, la Praza da Quintana, Isabel Risco leyó un manifiesto en el que reprochó a la Xunta la "deriva neoliberal" que se materializa en "el adelgazamiento de la Administración" y "el empeoramiento" de los servicios públicos.

"No hay sociedad del bienestar ni justicia social sin servicios públicos de calidad", arengó, ante unos 5.000 manifestantes, según confirmaron fuentes de la Policía Local.

LO PRIVADO, BENEFICIO

Risco equiparó, así, lo público a "la garantía de libertad", lo que contrapuso con lo privado, que es igual a "negocio y beneficio". "Rechazamos la anemia presupuestaria y el desmantelamiento de los servicios públicos", proclamó. Es más, exigió "la mejora, el refuerzo y la ampliación" de los mismos.

Entre los asistentes a la lectura del manifiesto se pudo ver al ex portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, principal responsable del Servizo Galego de Igualdade e Benestar desde la Vicepresidencia de la Xunta, en la legislatura pasada.

Otros miembros del BNG que realizaron el recorrido fueron los diputados Bieito Lobeira y Ana Pontón; el portavoz parlamentario, Carlos Aymerich; la teniente de alcalde santiaguesa, Socorro García y el que ocupara anteriormente su cargo, Néstor Rego.

Después de la lectura del manifiesto, el himno gallego cerró el acto, interpretado por una banda de gaiteros y ante la presencia de numerosos turistas que hacían cola para entrar en la Catedral en la cercana Praza de Praterías.