Actualizado 10/03/2016 14:12 CET

Movilización contra la "ridícula" oferta de empleo

Manifestación por la OPE del Sergas
EUROPA PRESS

   Corean consignas como "Feijóo, roñoso, devólvenos o noso" y "Rajoy, Feijóo, ao paro vades vós"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Unos 500 delegados sindicales, representantes de todas las centrales, han salido este jueves a la calle para denunciar la "ridícula" la oferta de empleo en el Sergas, que no recoge el 100 por cien, es decir, de unas 3.000 plazas en lugar de 800. La manifestación ha sido convocada de forma unitaria por todos los sindicatos: CIG, CC.OO., UGT, CSI-F, CESM, SAE, Satse y O'Mega.

   Una hora y media ha sido el tiempo que ha durado la concentración y la manifestación que partió desde la sede de la Administración sanitaria autonómica hasta las dependencias de la Xunta en San Caetano, coincidiendo con la celebración del Consello del Gobierno gallego. La marcha transcurrió entre cánticos como 'Feijóo, roñoso, devólvenos o noso --Feijóo, roñoso, devuélvenos lo nuestro--' o 'Rajoy, Feijóo, ao paro vades vós --Rajoy, Feijóo, al paro vais vosotros'.

   Las consignas coreadas por el Camino Francés estuvieron acompañadas de pancartas e incluso dos de los manifestantes portaron una lápida de cartón piedra con las fotos del presidente del Gobierno en funciones y de la Xunta en la que se rezaba la muerte de la educación y sanidad públicas y del empleo.

   En declaraciones a los medios, la responsable de CIG ha lamentado que los contratos que se hacen son "en precario" y "además, los fines de semana, se les da de baja para no cotizar los días libres". "La saturación en el personal es grande: hay que atender a la misma gente con menos recursos", ha lamentado María Xosé Abuín.

   Por su parte, Ángel Cameselle, de CC.OO., ha advertido de que esta situación le afecta a la ciudadanía porque, por un lado, "no hay estabilidad en el empleo" lo que repercute directamente tanto en las personas contratadas, como a los pacientes.

   Daniel Otero, de CSIF, ha explicado que las 818 plazas que se sacan en Galicia "es un pedazo muy pequeñito comparado con todas las vacantes que realmente" hay. "No se cubre el 100 por cien de las vacantes, queremos que se saque el 100 por cien", ha abundado.

   Pilar Bravo, del SAE, ha indicado que la oferta de empleo que ha sacado la Xunta "es ridícula" y ha puesto como ejemplo de ello que no se han sacado plazas de pinche de cocina desde hace siete años y que no hay ninguna plaza de técnico sanitarios.

   Además, Carmen García Rivas, de SATSE, ha puesto de relieve de que la situación "influye en la ciudadanía en que no tiene recursos para ser atendida". "Lógicamente siempre estamos reclamando más plantilla, y a la vista de la convocatoria de oposición, el Sergas no se lo toma con la sensibilidad que hay que tomárselo", ha lamentado.

   Asistencialmente, ha dicho que "hay retrasos" y que los profesionales "salen con frustración todos los días del puesto de trabajo". "Eso es lo que se percibe y lo que se percibe día a día: no llegamos a todos ni a todo", ha aseverado.

LECTURA DEL MANIFIESTO

   "Exigimos una oferta pública de empleo que recupere el 100 por cien de lo que se nos ha quitado este año; exigimos que se cubra con contratación estable la totalidad de los cuadros de personal, en todas las categorías; exigimos que la contratación cubra las necesidades reales del sistema y de sus usuarios; exigimos que los contratos se realicen en condiciones dignas, sin contratos a días alternos o por horas; exigimos el fin de las prácticas privatizadoras; exigimos el fin de la agresión sistemática a la sanidad pública", recoge el manifiesto que fue leído por el actor del grupo de teatro Chévere Xesús Ron, quien también aprovechó sus palabras para reivindicar la cultura y denunciar los "recortes" que este ámbito ha sufrido.

   La concentración finalizó con las palabras de la sindicalista de la CIG llamando a continuar con las movilizaciones y avanzando un nuevo calendario de actuaciones. "Volveremos a movilizarnos hasta conseguir los objetivos", ha advertido, después de reivindicar que los trabajadores del Sergas son "la garantía" del buen trato a los pacientes y de advertir de que "no se puede consentir que siga aumentando el sufrimiento" a los ciudadanos.