Noriega reconoce que el movimiento de CA "no funcionó" y pide a Villares que "respete" a las mareas locales

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, en rueda de prensa
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 26/12/2018 18:02:27CET

   El regidor no se suma a las dudas vertidas sobre las votaciones y reclama que CA debe "centrarse" en su proyecto para Santiago

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha reconocido que el movimiento iniciado por Compostela Aberta el pasado verano para agrupar los sectores descontentos con la dirección de En Marea "no funcionó" y pide ahora centrarse en el "espacio local" porque las mareas municipalistas son la "esperanza" del proyecto de la llamada unidad popular.

   Así se ha expresado Noriega en declaraciones a la Cadena Ser este miércoles en las que ha reconocido de manera implícita la victoria de Luís Villares en las primarias de En Marea, un resultado que la candidatura perdedora 'Entre Todas' --en la que participa CA-- no acepta, lo que le ha llevado a reclamar la elaboración de una auditoría externa ante supuestos indicios de "irregularidades" en el proceso de votaciones.

   La candidatura 'Coidando a Casa' liderada por Luís Villares venció en las primarias de En Marea al lograr casi el 60% de los votos por el 40% obtenido por la lista del sector crítico, 'Entre Todas', encabezada por David Bruzos.

   Así lo reflejan los resultados provisionales que, a la espera de la proclamación definitiva, arrojan una clara victoria de la lista del actual portavoz, que logró 1.596 votos por los 1.098 de la candidatura de los críticos, integrada por Podemos, Anova, EU y las mareas de Santiago, A Coruña y Ferrol.

   Dos días después de conocerse los resultados, Noriega ha reconocido que "no funcionó" el trabajo iniciado por Compostela Aberta el pasado mes de julio, cuando arrancaron los movimientos que derivaron en la creación de la denominada 'Mesa de la Confluencia', en la que participaban Anova, Podemos, EU y las mareas de Santiago, Ferrol y A Coruña.

   La 'Mesa de la Confluencia' dio origen a la conformación de la candidatura 'Entre Todas', encabezada por el exdiputado David Bruzos, quien fue arropado durante la campaña interna por los alcaldes de Santiago (Noriega), A Coruña (Xulio Ferreiro) y Ferrol (Jorge Suárez).

   Ahora, a falta de menos de medio año para las elecciones municipales, la victoria en las primarias de un Villares que ha recibido críticas a lo largo de los últimos tiempos por parte de los 'alcaldes del cambio' abre un panorama de incertidumbre en el espacio político de En Marea ante las profundas diferencias entre la dirección gallega y las mareas locales más representativas.

   "Nadie nos puede echar en cara que no intentamos intermediar, aportar", ha dicho Noriega, que asume que Compostela Aberta no consiguió "sus objetivos" pero que ello "tampoco es un drama". "Por lo menos no nos quedamos con la sensación de no haberlo intentado", ha apuntado.

   El regidor compostelano afirma que a la marea compostelana le toca ahora "hibernar" de un espacio político a nivel gallego que ve alejado del "proyecto original" de la llamada unidad popular, que cree ahora centrado en "lecturas de parte". "No es un drama, pero es una línea diferente a la que se marca desde 2012", ha apostillado.

   Noriega, que no ha puesto en cuestión de manera pública las dudas sobre la limpieza en el proceso que sí ha explicitado la candidatura 'Entre Todas', pide a la dirección de Luís Villares que "respeten los espacios de convivencia que hay en las ciudades a nivel local y los proyectos que en su momento fueron de ilusión y hoy son de esperanza".

   Con todo, no ha querido comentar si la ruptura de En Marea es inevitable tras varias semanas en las que las diferencias han subido de tono y ambos bandos han cruzado reproches y amenazas de recurrir a los tribunales. "Todo lo que ha pasado en estas semanas y la deriva que hay no indica nada bueno", ha incidido, para luego poner el foco en que "no sale nadie victorioso".

Contador