El PP de Vigo propone a Corina Porro para liderar la gestora tras la dimisión de Elena Muñoz

Corina Porro
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 03/06/2019 19:13:50 CET

   La exalcaldesa evalúa la propuesta y advierte de que aceptar no supondrá volver a la política municipal

   VIGO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El PP de Vigo ha propuesto a la exalcaldesa y actual presidenta del Consello Económico y Social de Galicia (CES) para liderar la gestora que lleve las riendas del partido tras la dimisión de Elena Muñoz por los malos resultados electorales del pasado 26 de mayo (el partido pasó de 7 a 4 concejales) y hasta la celebración del congreso extraordinario en el que se elija a la nueva dirección del PP en la ciudad olívica.

   Así lo han confirmado fuentes 'populares' a Europa Press, que han señalado que, una vez hecha pública la renuncia de Elena Muñoz, que no recogerá el acta de concejal y deja también la dirección del PP vigués, "se ha hablado con muchos militantes, de distintas sensibilidades".

   Fruto de esos contactos, han señalado las mismas fuentes, se ha propuesto a Corina Porro para liderar una gestora que tendría "de 5 a 7 miembros", y con la que se busca que "todos se sientan representados". Todo apunta a que esta propuesta será refrendada en la junta provincial del PP de Pontevedra, este miércoles.

   A partir de ese momento, el partido tiene por delante la tarea de preparar un congreso extraordinario para elegir a la nueva dirección del PP en Vigo y, aunque dicha cita podría celebrarse después del verano, las fuentes consultadas no han descartado que se haga antes. En todo caso, han incidido, es condición 'sine qua non' para hacer el congreso que "las aguas estén tranquilas".

   Tras los malos resultados del PP en las elecciones del pasado 26 de mayo, Elena Muñoz anunció el pasado fin de semana su dimisión como presidenta del partido en la ciudad, y su renuncia al acta de concejal.

PARTIDO DIVIDIDO

   Muñoz, que fue conselleira de Facenda entre 2012 y 2015, fue elegida presidenta del PP olívico en un congreso celebrado en diciembre de 2016. Su candidatura contó con las bendiciones de la dirección provincial y gallega del partido y, finalmente, se impuso a su 'rival', el también exconselleiro Javier Guerra, aunque solo por 100 votos (420 apoyos frente a 319).

   A pesar de que el mensaje de Muñoz tras ponerse al frente del PP vigués fue de unidad y mano tendida a todos los militantes para trabajar en equipo, lo cierto es que la división interna en la formación 'popular' --que ya se había hecho patente con el malestar que causó la elección de Muñoz como candidata a las municipales de 2015-- se mantuvo.

   La presencia del PP en el Ayuntamiento ha ido decreciendo en las últimas citas electoral. Así, tras los 13 ediles conseguidos en 2007 y 2011, con candidaturas encabezadas por Corina Porro, la representación 'popular' en el consistorio vigués bajó a 7 concejales en 2015 y a 4 en 2019, en ambos casos, con listas lideradas por Elena Muñoz.

PORRO NIEGA SU RETORNO A LA POLÍTICA LOCAL

   La presidenta del CES, que revalidó su cargo en 2016, ha confirmado esa propuesta, aunque ha precisado que "todavía" no ha aceptado formalmente, una decisión que hará pública en la dirección del PP provincial el miércoles.

   En estos días previos a la junta directiva, ha precisado Corina Porro en declaraciones a Europa Press, está "hablando" con todos los miembros del Consello para "pulsar" su opinión acerca de la posibilidad de compatibilizar la presidencia de este organismo y la dirección de la gestora del PP vigués, que sería algo transitorio.

   A ese respecto, ha precisado que "legalmente" podría compatibilizar ambos cargos, aunque ha reconocido que "es cuestionable" que la presidenta de la gestora de un partido político, aunque ahora sea una militante de base, presida una institución que presume de ser independiente. "Quiero ser muy cautelosa, porque no quiero que se cuestione la independencia del CES, una institución que quiero mucho, y no quiero que tenga problemas", ha añadido.

   Por otra parte, Corina Porro ha rechazado que si acepta dirigir la gestora del PP vigués ello suponga su retorno a la política municipal. "Me descarto totalmente para volver a la política local. Eso es una etapa pasada, fantástica, pero pasada", ha incidido.

TRAYECTORIA

   Corina Porro llegó a la política municipal en 1995 como concejal en el gobierno de Manuel Pérez y, de ahí, dio el salto a la política autonómica, primero como directora xeral de Políticas Sociales y, ya en 2001, como conselleira.

   En 2003, y tras la ruptura del pacto entre PSOE y BNG, se convirtió en alcaldesa de Vigo gracias a una moción de censura que desbancó al socialista Ventura Pérez Mariño del sillón de la Alcaldía, y pasó a presidir la Corporación olívica con un gobierno en minoría de 10 ediles.

   En las elecciones municipales de 2007, aunque el PP subió a 13 concejales, el gobierno vigués fue asumido por PSOE y BNG, con Abel Caballero al frente y, al año siguiente, Corina Porro se convirtió en Senadora, cargo que abandonó en 2009 para asumir la presidencia de la Autoridad Portuaria de Vigo.

   En 2011, después de que su candidatura a las municipales se quedara a las puertas de la mayoría absoluta, dejó el Ayuntamiento y fue designada presidenta del Consello Económico y Social de Galicia (CES), cargo que revalidó en 2016.

Contador

Para leer más