Víctimas de Angrois piden a la CIAF que lea "en profundidad" el informe de Europa antes de tomar una decisión

Accidente de un tren Alvia en Angrois (Santiago) el 24 de julio de 2013
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 25/10/2018 13:31:41CET

   Reclaman que la eventual nueva indagación sobre los motivos del accidente "no sea una mera adenda de un informe muy cuestionado"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Las víctimas del siniestro de Angrois piden a los integrantes de la comisión de investigación de accidentes ferroviarios (CIAF), que este viernes se reúne para decidir si vuelve a indagar sobre las causas del descarrilamiento, que lean "en profundidad y con ojos críticos el informe completo" de la Agencia Ferroviaria Europea (ERA en sus siglas en inglés).

   En una carta abierta al presidente y a los vocales de la CIAF que recoge Europa Press, la plataforma de víctimas del Alvia recuerda a este ente que el informe de la ERA concluyó que no había cumplido "de forma adecuada con la obligación de investigación de accidentes".

   "Antes de tomar ninguna decisión", la asociación también anima a los miembros de esta comisión a que "revisen" la directiva de seguridad ferroviaria de 2004.

   En suma, reclaman los afectados que los integrantes de la CIAF "no solo estudien" este viernes "la posibilidad de que se reabra la investigación, sino que tengan en cuenta" una serie de propuestas.

   Plantean "que formen parte del equipo miembros de la ERA, que ya han mostrado su predisposición a participar" y también "profesionales independientes con experiencia demostrada en evaluaciones de riesgos, factores humanos y su integración en los sistemas de gestión de la seguridad e investigación de accidentes ferroviarios".

   Abogan, además, por valorar "la idoneidad e independencia" de todos los miembros de la CIAF y solicitan, por último, "que se realice una nueva investigación completa con metodologías reconocidas internacionalmente, sin la interferencia y dependencia de la investigación anterior".

   En este sentido, quieren que la eventual nueva indagación sobre los motivos del accidente "no sea una mera adenda de un informe muy cuestionado".

   La carta ha sido dirigida por la asociación al Ministerio de Fomento (al que se adscribe la CIAF) y al director de la Agencia de Seguridad Ferroviaria, Pedro Lekuona, con quien se reunieron los afectados recientemente.

ANTECEDENTES

   En junio de 2014, transcurrido casi un año del accidente que dejó 80 muertos y 144 heridos en la curva de A Grandeira, fue publicado el informe de la CIAF que concluye que las causas fueron "un exceso de velocidad del tren" y la "falta de atención" del maquinista al responder una llamada telefónica.

   El documento, de 266 páginas, exime de responsabilidad a la operadora Renfe y al administrador de infraestructuras ferroviarias, Adif, de forma que la única responsabilidad recae, según sus conclusiones, sobre el "personal de conducción".

   Sin embargo, incluye recomendaciones para Renfe, Adif y la Dirección General de Ferrocarriles que para algunos expertos suponen un reconocimiento de los errores cometidos.

   Dos años después, un informe de la ERA encargado por la Comisión Europea estableció que el informe no había sido independiente y que faltaban "elementos clave".

   Más adelante, a partir de la comparecencia de las víctimas en la comisión de peticiones del Parlamento Europeo, la Eurocámara y la propia Comisión reclamaron a España una nueva investigación, algo que reiteró la titular de Transportes, Violeta Bulc, el pasado julio ante el nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

   Ábalos se reunió en septiembre con las víctimas y desde entonces se han producido varios movimientos que afectan a la causa por el siniestro de Angrois: la dimisión del cargo de Renfe investigado, el encuentro de Lekuona con las víctimas (que llevaban más de un año solicitando esta reunión) y ahora la convocatoria de la CIAF para estudiar si vuelve a investigar el accidente.

   En medio, el pasado 3 de octubre, quien presidía la CIAF cuando se elaboró su informe, Vicente Rallo Guinot, reveló en la comisión del Congreso que, en su día, él mismo planteó repetirla a la ministra de Fomento, Ana Pastor, que le respondió que "no" porque ese asunto estaba "acabado, presentado y liquidado".

   "A nosotros no nos habría parecido ninguna barbaridad", aseguró Rallo en sede parlamentaria, para poco después, tras la reacción de la afectada, se desdijo de sus palabras al asegurar que donde había dicho ministra quería decir CIAF.

   El caso es que en julio de 2017 la CIAF recibió una carta de la Unión Europea en la que le invitaba a reabrir la indagación, pero este organismo optó por no hacerlo.

   En la misma sesión del 3 de octubre también declaró el actual presidente de la CIAF, Fernando Montes, que fue vocal durante la presidencia de Rallo. Admitió que el actual informe "no atiende lo suficiente a las víctimas", pero defendió la "absoluta independencia" de la entidad y negó presiones o indicaciones del Ministerio de Fomento.

   Además, aunque aseguró que llegó a la comisión una vez finalizado el informe y que no participó en la investigación, calificó de "serio" el documento y rechazó que sea necesario emprender una nueva investigación porque, aunque se desatendió a las víctimas, "no es motivo para hacer un informe técnico de nuevo".