Publicado 17/12/2021 10:39CET

Los vecinos del Don Pepe aseguran que les están quitando su propiedad y lamentan que les desahucien injustamente

Tres mujeres en el desalojo forzoso de las familias que viven en los apartamentos Don Pepe.
Tres mujeres en el desalojo forzoso de las familias que viven en los apartamentos Don Pepe. - Germán Lama - Europa Press

IBIZA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un dispositivo ha comenzado este viernes a desalojar a los vecinos del edificio Don Pepe, cumpliendo un mandato judicial.

Se trata de los vecinos de las escaleras 3,4 y 5 y son cerca de 30 familias, algunas con menores a su cargo. Algunos vecinos optaron por dejar sus viviendas esta misma semana, días antes del desalojo.

Una de las afectadas, Anisa, ha asegurado que están viviendo "muy mal" esta jornada. "Hoy es el día del funeral de nuestras almas porque nos están quitando nuestra propiedad. Nos están desahuciando injustamente. Nos han partido por la mitad", ha señalado.

Varios dotaciones de la Guardia Civil están controlando el acceso a los apartamentos, lo que ha provocado las quejas de los vecinos puesto que habían animado a la ciudadanía a acompañarlos durante el desalojo.

Algunos vecinos, en relación a la presencia de los efectivos policiales, han expresado su indignación. "Lo que están haciendo hoy, no tiene nombre. Es inhumano", han afirmado.

"Los que tenían que estar aquí son los políticos y el alcalde, el primero", han criticado, reiterando que no han salido voluntariamente, sino por una orden judicial.

Según explicaba otra de las vecinas desalojadas, ella compró la vivienda hace muchos años. "Llevaba toda la vida aquí, pagando hipoteca. Con 22 años compré mi casa, con todos los papeles. Fui a todas las oficinas correspondientes -ayuntamiento, catastro, bancos, y me dieron la licencia de todo", ha lamentado Ramona.

Esta mujer ha asegurado que los vecinos "sí tienen palabra" puesto que advirtieron que, con una orden judicial, saldrían de sus viviendas.

"Esto no es justo. Desde 1975 nos están negando los permisos", ha insistido, recordando que, por dentro, las casas están reformadas.

La portavoz vecinal, Silvina Hernández, ha expresado su sorpresa porque el desalojo ha comenzado antes de lo que a ella le habían asegurado. Según ha dicho, "es un día en el que los sentimientos están a flor de piel".

Una vez más, la portavoz ha lamentado que los afectados quedan en una "situación terrible" puesto que la mayoría deberá seguir afrontando el pago de la hipoteca.

Hernández ha recordado que las ayudas que se van a conceder son de carácter provisional y ha criticado que de nuevo la falta de voluntad política para solucionar esta situación. "Lo que más rabia da es la falta de empatía y de sensibilidad", ha dicho también.

"La mayor parte de los vecinos estamos todos medicados", ha concluido, recordando que todo está judicializado.