ACNUR subraya que el retorno de los rohingyas a Birmania debe ser seguro y voluntario

Campamento de refugiados rohingyas
REUTERS / CLODAGH KILCOYNE - Archivo
Publicado 30/10/2018 19:07:29CET

GINEBRA, 30 Oct. (Reuters/EP) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha reiterado este martes que el retorno de los rohingyas a Birmania debe ser seguro y voluntario, respondiendo así al acuerdo anunciado este martes por Birmania y Bangladesh para iniciar las repatriaciones en noviembre.

"Es fundamental que los retornos no sean prematuros", ha dicho a Reuters el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic, añadiendo que tampoco pueden ser forzados. "Advertimos en contra de cualquier imposición en el calendario o en los objetivos para las repatriaciones", ha enfatizado.

Los ministros de Exteriores de Birmania y Bangladesh, Mynt Thu y Shahidul Haque, respectivamente, han anunciado que, tras varias reuniones con las autoridades de Bangladesh, ambos países han acordado iniciar en noviembre la repatriación de los rohingyas. "Se han tenido todos los aspectos en mente", ha asegurado el bangladeshí.

Tanto las agencias de la ONU como las ONG que trabajan con los refugiados rohingyas en Bangladesh han insistido en que aún no se dan las condiciones para el retorno a Birmania, cuyas fuerzas de seguridad han sido señaladas como potenciales culpables de genocidios por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Cientos de miles de rohingyas huyeron a Bangladesh tras la campaña militar puesta en marcha en agosto de 2017 por el Gobierno birmano en respuesta a ataques de insurgentes rohingyas. Los actores humanitarios denunciaron graves abusos contra rohingyas. Decenas de pueblos fueron reducidos a cenizas.

Los rohingyas son una minoría étnica de fe musulmana que habita mayoritariamente en el estado birmano de Rajine. Las autoridades birmanas les consideran descendientes de inmigrantes ilegales de Bangladesh y, por eso, no les reconocen la ciudadanía ni los derechos asociados a ella.