Activistas yemeníes exigen el fin de la guerra y que la mujer sea incorporada a las negociaciones de paz

Yemen.- Activistas yemeníes exigen el fin de la guerra y que la mujer sea incorp
EUROPA PRESS
Publicado 05/03/2019 13:59:39CET

Alertan de la grave situación de las mujeres y los niños y piden un alto el fuego en todo el país

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La directora de la Fundación Niñas de Hodeida, Dalia Qasem, y la responsable de Incidencia de Oxfam en Yemen, Dina El Mamoun, han exigido este martes "un alto el fuego total" para poner fin a la guerra en el país árabe, al tiempo que han reclamado que la mujer sea incorporada a las negociaciones de paz.

En una comparecencia ante la prensa en la sede Oxfam Intermón en Madrid, Qasem y El Mamoun han alertado sobre el empeoramiento de la situación de la mujer en Yemen desde el inicio de la guerra y han advertido del aumento de los casos de matrimonios infantiles porque las familias se ven obligadas a "vender" a sus hijas para poder "subsistir" en un país marcado por la pobreza y el conflicto entre los rebeldes huthis y las fuerzas gubernamentales yemeníes, apoyadas por una coalición militar liderada por Arabia Saudí.

"La mujer en todo Yemen ha perdido sus derechos y su situación es peor allí donde hay enfrentamientos. Antes de la guerra la mujer estaba luchando por conseguir sus derechos pero ahora solo está tratando de sobrevivir", ha explicado la directora de la Fundación Niñas de Hodeida.

Preguntada sobre la aplicación del alto el fuego en Hodeida acordado por las partes en diciembre de 2018, Qasem ha asegurado que no se aprecia la "diferencia" con la situación anterior y ha reclamado que se imponga "un alto el fuego total" que afecte a todo el país y que dé paso al final del conflicto. "No notamos ninguna diferencia", ha subrayado, antes de exigir que "se detenga la guerra". "Sin eso, no podemos lograr nada", ha apostillado.

Qasem ha hecho hincapié en la gravedad de la crisis humanitaria que está viviendo Yemen como consecuencia de la guerra y ha recalcado que los yemeníes que viven en la ciudad portuaria de Hodeida no tienen servicios "básicos" y tampoco hay trabajo que permita a los ciudadanos cubrir sus necesidades esenciales.

Por su parte, la responsable de Incidencia de Oxfam en Yemen, Dina El-Mamoun, que lleva quince años trabajando en el país, ha alertado sobre la grave situación que viven los niños por la guerra, sin poder ir al colegio y expuestos a brotes de enfermedades por la falta de agua potable y sistemas de saneamiento.

El-Mamoun ha contado que en Yemen la mujer se ha convertido en muchas casos en la cabeza de familia porque su marido ha "desaparecido" o "ha muerto", por lo que ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional a apoyar a estas mujeres.

DENUNCIAN QUE LOS ÍNDICES DE MATRIMONIO TEMPRANOs "SE DISPARAN"

"Las personas están intentando subsistir de todas las formas que encuentran. Esto es lo que está sucediendo y que lleva a que haya un aumento de los matrimonios con niñas, los matrimonios de niñas con adultos. Esto ya existía en Yemen pero ahora los índices se han disparado", ha explicado.

Tras señalar que las organizaciones no gubernamentales afrontan "muchas dificultades" para entregar la ayuda humanitaria en Yemen, El-Mamoun ha indicado que hay muchas familias que, por "concienciación", no quieren casar a sus hijas pero por las dificultades de la guerra y por la pobreza "se ven forzadas" a entregarlas para el matrimonio. "No son casos aislados. Esta situación cada vez aumenta más y más", ha asegurado.

Según la ONU, en Yemen ha habido un aumento de los matrimonios tempranos que se sitúa en el 60 por ciento, si bien la responsable de Oxfam ha asegurado que no se pueden contabilizar los casos "en todo el país" porque hay zonas de difícil acceso y otras a las que no se puede llegar por la guerra.

"Nos hemos encontrado algún casos de niñas que las han casado con tres años, aunque lo más nos hemos encontrado son niñas de nueve años. Estas niñas que son casadas en ese momento no abandonan a su propia familia y se van a vivir con la familia del marido. Se casan pero se quedan unos años con su familia", ha explicado.

El-Mamoun ha contado que antes de la guerra la mujer estaba consiguiendo "algunos derechos" en Yemen, participaba en las conferencias de paz y luchaba por sus causas y por los derechos de la infancia. "Toda esta lucha ha desaparecido y la mujer no está presente en las conversaciones de paz", ha denunciado.

Por ello, tanto El-Mamoun como Qasem han hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que garantice la incorporación de la mujer a las conversaciones de paz mediadas por la ONU y que buscan poner fin al conflicto. "Pedimos que se incluya a la mujer en estas conversaciones de paz porque su voz tiene que ser escuchada y es la única que sabe realmente lo que necesita", ha afirmado El-Mamoun

"Antes de la guerra la situación de la mujer era terrible pero en aquel momento sí que había mucha esperanza. La mujer participaba en el diálogo nacional y se estaba intentando impulsar una ley contra los matrimonios de menores y se hablaba de los problemas que afectaban específicamente a la mujer", ha señalado, antes de dejar claro que la mujer, "con la guerra", ha vuelto en Yemen "al punto de partida".

OXFAM DENUNCIA QUE LAS MUJERES PAGAN "EL PEOR PRECIO" EN LA GUERRA

Por otra parte, Oxfam Intermón ha presentado en este mismo acto un informe en el que denuncia que las mujeres son las que pagan el precio más alto en los conflictos armados en lugares como Irak, los Territorios Palestinos y Yemen.

La responsable de Incidencia Política Humanitaria de Oxfam Intermón y autora del informe 'Mujeres en zonas de conflicto', Paula San Pedro, ha recalcado que son ellas las que pagan "el peor precio" en las guerras, tanto por la violencia que sufren directamente como por el retroceso en derechos.

"Las mujeres tienen el peor precio en los conflictos porque son víctimas de estos conflictos pero además porque sufren cómo se agudizan esas normas sociales que estaban enraizadas en esas sociedades machistas y patriarcales y cómo ellas reciben los efectos más perversos", ha explicado San Pedro.

Asimismo, ha destacado que, "a pesar de todos estos obstáculos y escollos", "las mujeres han logrado sobrevivir y tener su propia voz, movilizarse y exigir sus propios derechos" en estos lugares afectados por situaciones de conflicto armado.

Tras explicar el empeoramiento de la situación de la mujer en Irak, en Yemen y en los Territorios Palestinos, San Pedro ha advertido de que el impacto de la guerra hace que aumente el caso de mujeres que se ven obligadas a casarse y también que disminuyan las posibilidades de su participación en el mercado laboral.

Sin embargo, en este escenario, las mujeres también se ven abocadas a una nueva situación cuando pierden a sus maridos y se convierten en cabezas de familia con "más poder" y "más capacidad de decisión". "En espacios de conflicto las mujeres han emergido como mediadoras entre comunidades locales y comunidades de desplazados", ha destacado San Pedro, antes de indicar que en Yemen hay campañas de liberación de presos que han sido "lideradas por mujeres".

En relación al papel de España, la responsable de Oxfam Intermón ha reclamado que el Gobierno tenga un papel directo en el apoyo a la mujer destinando "el 15 por ciento" de los fondos de ayuda al desarrollo a promover la igualdad de género y ha reclamado que deje de vender armamento a Arabia Saudí, que lidera la coalición militar que respalda a las fuerzas gubernamentales yemeníes en su enfrentamiento con los rebeldes huthis.

Por último, San Pedro ha recalcado que la participación de las mujeres en los procesos de paz es fundamental porque "hace que la paz se logre y sea más robusta".

Contador