La AIEA asegura que Irán ha seguido cumpliendo sus compromisos en el marco del acuerdo nuclear de 2015

El director general se la AIEA, Yukiya Amano
AIEA - Archivo
Actualizado 12/11/2018 17:56:50 CET

VIENA, 12 (Reuters/EP)

El Gobierno de Irán ha seguido cumpliendo sus compromisos en el marco del acuerdo nuclear firmado en 2015, según un informe preparado por la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) poco antes de que Estados Unidos anunciara la reimposición de la totalidad de sus sanciones contra Teherán.

Según el documento, al que ha tenido acceso la agencia británica de noticias Reuters, Irán ha mantenido sus reservas de uranio poco enriquecido y el nivel al que procesa el uranio dentro de los límites fijados por el pacto.

La reserva de uranio poco enriquecido de Irán fue verificada el 4 de noviembre, un día antes de que entrara en vigor la última ronda de sanciones estadounidenses contra Teherán tras la salida de Washington del acuerdo nuclear en mayo.

La reserva iraní de agua pesada, otro material limitado por el acuerdo que también estaba dentro de los límites fijados, fue verificada el 3 de noviembre, según el informe, que fue circulado entre los países miembro de la AIEA.

Así, el documento refleja que la reserva iraní de uranio poco enriquecido está en los 149,4 kilogramos, muy por debajo del límite de 202,8 kilogramos. En el caso del agua pesada, sigue casi sin cambios en las 122,8 toneladas.

Las autoridades iraníes continuaron con su producción, si bien 1,7 toneladas fueron enviadas al extranjero y 1,5 toneladas fueron usadas para complejos médicos.

Un diplomático citado por la agencia británica de noticias Reuters ha señalado que "no hay nada que indique que la cooperación o la actitud de Irán haya cambiado desde el 5 de noviembre", en referencia a la fecha en la que Washington impuso las sanciones.

El Gobierno de Estados Unidos volvió a imponer sus sanciones contra la exportación de petróleo y el sector financiero de Irán, en un intento por aumentar la presión económica contra Teherán para que limite su programa nuclear y de misiles y así poder minar su creciente influencia militar y política en Oriente Próximo.

La medida implica la restauración de las sanciones estadounidenses que fueron levantadas como parte del acuerdo nuclear negociado por la Administración del expresidente Barack Obama. También suponen un total de 300 designaciones nuevas contra el sector petrolero, comercial y baquero de Irán.

Trump anunció en mayo que su Administración iba a retirarse del acuerdo nuclear con Irán, que calificó de ser el "peor" tratado jamás firmado por Estados Unidos. El resto de países firmantes, incluidos Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia, han asegurado que no van a retirarse debido a que Teherán está cumpliendo sus compromisos.