Las autoridades alemanas han registrado unos 2.000 delitos contra refugiados en 2018

Publicado 16/03/2019 11:44:49CET
REUTERS / WOLFGANG RATTAY - Archivo

BERLÍN, 16 Mar. (DPA/EP) -

Las autoridades alemanas han registrado alrededor de 2.000 delitos contra refugiados y centros de alojamiento para solicitantes de asilo en 2018, según cifras del Ministerio del Interior en respuesta a una petición parlamentaria del partido Die Linke (La izquierda)

Los delitos van desde insultos y daños a la propiedad hasta lesiones corporales peligrosas y asesinatos. La mayoría de los ataques (1.775) se dirigieron contra refugiados que se encontraban fuera de los alojamientos, mientras que 173 tuvieron como objetivo las propias instalaciones.

Un total de 315 personas resultaron heridas, lo que significa que el número de agresiones fue menor que en 2016 y 2017, si bien aún es posible que se presenten nuevos casos sucedidos en 2018.

En 2017 se produjeron 1.903 hechos delictivos contra solicitantes de asilo y refugiados y 312 ataques contra refugios, según las estadísticas sobre violencia por motivos políticos. En 2016 hubo 2.561 agresiones y 995 ataques.

"Hechos de violencia y amenazas con armas o explosivos ocurren estadísticamente todos los días", ha señalado la portavoz de política interna de La Izquierda, Ulla Jelpke.

"La responsabilidad de esta violencia no recae solo en la (ultraderechista Alternativa para Alemania) AfD y otros grupos de derecha, que difunden su discurso racista por todas partes: también es culpa de los conservadores, que nunca pierden la oportunidad de presentar a los que buscan protección como delincuentes y demonizar la migración. Esto debe terminar de una vez", ha añadido.