China denuncia una violación de su soberanía por el paso de un buque de EEUU por el mar de China Meridional

China.- China dice que el plan de la 'Ruta de la Seda' "no es una herramienta geopolítica"
POOL NEW/REUTERS - Archivo
Publicado 20/05/2019 14:03:08CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de China ha denunciado este lunes una violación de su soberanía por la navegación de un buque de guerra estadounidense en el mar de China Meridional, cerca del arrecife de Scarborough, una zona en disputa que Pekín considera parte de su territorio.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang, ha indicado que la Armada del gigante asiático identificó y verificó la presencia del buque estadounidense y emitió una advertencia contra su navegación en la zona.

"China lamenta y se opone firmemente a este tipo de actos", ha dicho, antes de recalcar que Pekín respeta la libertad de navegación en el mar de China Meridional, según ha recogido la agencia estatal de noticias CNS.

Así, Lu ha denunciado el "intento deliberado" de Estados Unidos de "provocar problemas y crear tensiones" con el objetivo de "alterar la paz y la estabilidad" en el mar de China Meridional.

Por ello, ha reclamado a Washington "el fin inmediato de este tipo de provocaciones", antes de adelantar que China "tomará todas las medidas necesarias para defender con decisión su soberanía y seguridad, además de mantener la paz y la estabilidad" en la zona.

El destructor lanzamisiles norteamericano, el 'USS Preble', ha sido el utilizado para llevar a cabo la operación, cuyo objetivo es "desafiar los reclamos excesivos y preservar el acceso a las vías marítimas conforme al derecho internacional", según ha explicado el portavoz de la 7ª Flota de Estados Unidos, Clay Doss.

El pasado mes de febrero, dos destructores lanzamisiles norteamericanos, el 'USS Spruance' y el 'USS Preble', navegaron a 12 millas náuticas de las islas Spratly, un archipiélago objeto de un conflicto territorial entre China y varios países asiáticos.

Pekín reclama el derecho a construir instalaciones militares en el archipiélago, conformado por un centenar de islotes y arrecifes esparcidos en un área de más de 400.000 kilómetros cuadrados.

El archipiélago es el foco de un conflicto territorial entre China, Filipinas, Malasia, Taiwán y Vietnam que reclaman partes o la totalidad de este territorio. También Brunéi ha marcado su presencia en algunos arrecifes del archipiélago, sin reclamarlos formalmente.

La Corte de Arbitraje Internacional de La Haya dictaminó en julio de 2016, a petición de Filipinas, que no existe una base legal para las reclamaciones que presenta Pekín en la zona marítima comprendida dentro de "la línea de nueve puntos" en el mar del Sur de China.

Contador

Para leer más