Publicado 20/01/2021 12:13CET

China pide a EEUU que pare de difundir "mentiras" sobre la situación de los uigures en Xinjiang

Una mujer uigur en la ciudad de Kashgar, en la región de Xinjiang.
Una mujer uigur en la ciudad de Kashgar, en la región de Xinjiang. - 2017 GETTY IMAGES / KEVIN FRAYER - Archivo

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Embajada China en Estados Unidos ha reclamado al Gobierno norteamericano que pare de difundir "mentiras" y no interfiera en los asuntos internos del país después de que les acusase de cometer "genocidio y crímenes contra la humanidad" por la represión de los musulmanes uigures y otras minorías en la región de Xinjiang.

Así ha respondido el Gobierno chino a las declaraciones del aún secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien ha comparado estos presuntos crímenes con los de la Alemaniza nazi y ha llamado a la comunidad internacional a unirse para "llevar a la justicia" a los responsables de "atrocidades" contra este colectivo, con delitos como "la tortura, esterilización forzosa, detención arbitraria, trabajo forzoso o restricción de libertades".

La Embajada ha mostrado su preocupación por las declaraciones que consideran un ataque a la política del Gobierno chino en Xinjiang, informan medios oficiales chinos.

En este sentido, han tachado de "mentira" las acusación de "genocidio" y han señalado que se trata de una "farsa" para desacreditar" al país.

Asimismo, desde la Embajada han lamentado que al difundir estas declaraciones sobre Xinjiang, algunas personas del Gobierno estadounidense intentan sembrar discordia entre las minorías étnicas de la región, socavar su estabilidad, impedir el desarrollo local y engañar a la comunidad internacional.

Según medios oficiales, entre 2010 y 2018 las minorías étnicas en la zona han crecido en 2,87 millones, un 22,14 por ciento. En concreto, los uigures ha incrementado su población de 10,17 a 12,72 millones, un 25 por ciento.

EEUU PIDE RENDIR CUENTAS

A través de un comunicado del Departamento de Estado, las autoridades estadounidenses han alertado de la "profunda hostilidad" por parte del Gobierno chino contra todas aquellas "personas de fe" y ha lamentado el "trato represivo específicamente contra los uigures y otras minorías étnicas".

"Sus políticas y prácticas son moralmente repugnantes. Son abusos diseñados sistemáticamente para discriminar y controlar a los uigures (...), restringir su libertad y negarles otros Derechos Humanos básicos", ha recalcado el Gobierno estadounidense.

El Departamento de Estado ha denunciado así que las autoridades chinas han llevado a cabo "esterilizaciones forzosas y abortos a mujeres uigur", a las que habrían obligado a casarse con miembros de otras etnias y grupos poblacionales. También ha acusado al Gobierno chino de separar a familias de uigures y de negar el acceso a observadores internacionales a Xinjiang, entre otros delitos.

Así, ha instado al Gobierno chino a "liberar de forma inmediata" a todos los detenidos de forma arbitraria y acabar con los campos de trabajo y detención.

"Llamamos al Partido Comunista Chino a acabar con la separación de las familias, con la tortura, los abusos y la persecución de los uigures y otros miembros de minorías étnicas y religiosas en China", ha insistido el Gobierno estadounidense.

En este caso, la Administración se ha puesto al nivel del presidente electo, Joe Biden, que en agosto de 2020 ya divulgó una nota en la que describía como "genocidio" las acciones de China e instaba a Trump a dar el paso de llevar a los responsables ante la Justicia.

Para leer más