Publicado 25/08/2015 07:47

El Consejo de Seguridad de la ONU celebra una sesión sobre los derechos de la comunidad LGTB


MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha celebrado este lunes su primera sesión sobre las violaciones contra la comunidad LGTB, concretamente a manos de milicianos yihadistas en Irak y Siria.

La embajadora de Estados Unidos ante el organismo, Samantha Power, ha destacado que "este evento histórico reconoce que el problema de los derechos de la comunidad LGTB tiene un espacio en el Consejo de Seguridad".

"En todo el mundo, la ONU ha documentado miles de casos de individuos asesinados o heridos en ataques brutales por ser LGTB o percibidos como tales. Esta práctica aborrecible está particularmente extendida en el territorio que controla el Estado Islámico en Irak y Siria", ha dicho.

Power, que ha dicho que "estos violentos extremistas atacan y matan con orgullo a personas LGTB o a los que acusan de serlo", subrayando que "nadie debe sufrir daños o ver negados sus derechos fundamentales por ser quiénes son y amar a quiénes amen".

Subhi Nahas, uno refugiado sirio actualmente residente en Estados Unidos, ha descrito sentirse "aterrorizado por tener que salir de casa" después de que el Frente al Nusra, rama de Al Qaeda en el país, se hiciera con el control de Idlib.

Tras su llegada a la ciudad, empezó a torturar y ejecutar a hombres a los que acusó de ser homosexuales. Posteriormente, el Estado Islámico publicó vídeos de varios homosexuales siendo ejecutados lanzados desde edificios. Si no morían al caer, eran lapidados.

"Ese era mi destino. No estaba seguro en casa, ya que mi padre, que vigilaba todos mis movimientos, se enteró de que era gay. Tengo una cicatriz en la barbilla como muestra de su ira", ha dicho Nahas, según ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

Por su parte, un hombre iraquí que se ha identificado como Adnan ha declarado por teléfono desde una localización no revelada, afirmando que su vida corre peligro.

"En mi sociedad, ser gay significa la muerte, y cuando (el Estado Islámico) mata a homosexuales la mayoría de la gente está contenta, ya que piensan que somos maléficos, por lo que (el grupo yihadista) consigue méritos", ha dicho.

"Mi propia familia se volvió contra mí cuando (el Estado Islámico) me perseguía. Si ellos no me cogían, miembros de mi familia lo hubieran hecho", ha asegurado, antes de explicar que el grupo persigue a los homosexuales tras conseguir sus contactos a través de las cuentas de Facebook y teléfonos móviles de detenidos.

Más información